Monday, November 28

Biden se suma a Trump y apoya la soberanía marroquí del Sahara


Corresponsal en Washington
Actualizado:

Guardar

La Administración de Joe Biden ha hecho finalmente suya la política, hasta ahora heredada, de que Marruecos debe tener la soberanía sobre el Sahara Occidental, alineándose plenamente
con lo dispuesto por Donald Trump y
con el actual Gobierno español. La reciente carta de Pedro Sánchez, que hace de España solo el segundo país del mundo tras el mismo Estados Unidos en aceptar la soberanía marroquí sobre ese territorio, le ha dado argumentos a Marruecos para defender ante la comunidad internacional que este reconocimiento es parte de una nueva «dinámica».

Esas fueron las palabras del ministro de Exteriores marroquí, Nasser Burita, quien recibió ayer a su homólogo estadounidense, Antony Blinken, en Rabat, la primera visita de esta índole en la nueva Administración norteamericana.

Burita alabó la decisión de Sánchez, que ha abierto una crisis dentro del propio Gobierno español, en el Parlamento y con Argelia. «Creemos que es hora de que Europa salga de su zona de confort en la que la gente apoya un proceso y cambie hacia un esfuerzo que esté orientado a dar resultados», dijo Burita en unas declaraciones que recogió Associated Press.

Los compromisos

Antes de que Blinken llegara a Marruecos, el departamento de Estado norteamericano publicó una serie de compromisos formales con el que se ha convertido en uno de sus socios más fiables. Entre ellos, la afirmación de que «EE.UU. sigue viendo el plan de autonomía de Marruecos como un acercamiento serio, creíble y realista para satisfacer las aspiraciones del pueblo del Sahara Occidental».
Marruecos presentó en 2007 ante las Naciones Unidas ese plan de autonomía para el Sahara Occidental que imposibilita la independencia de la antigua colonia española, ya que esta quedaría así bajo control de Rabat en asuntos como la seguridad.

Also Read  Russia - Ukraine negotiations | Russia accuses Ukraine of changing its position in the negotiations

En su encuentro con su homólogo marroquí, Blinken reiteró esos adjetivos –«serio, creíble y realista»– al referirse al plan de autonomía, recoge Ap. En su carta, el presidente del Gobierno español empleaba exactamente esos mismos términos, según la versión publicada por el ‘El País’: «Reconozco la importancia que tiene la cuestión del Sahara Occidental para Marruecos y los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos, en el marco de Naciones Unidas, para encontrar una solución mutuamente aceptable. En este sentido, España considera que la propuesta marroquí de autonomía presentada en 2007 como la base más seria, creíble y realista para la resolución de este diferendo».

Blinken visitó Israel antes de Marruecos, y después irá a Argelia. En esta ocasión no se desplazará a España. Su número dos, Wendy Sherman, sí paró en Madrid en una gira previa que le llevó también a Marruecos. En su encuentro con el ministro de Exteriores marroquí, Bourita, Sherman dijo, según un comunicado del departamento de Estado, algo también muy similar a lo que figura en la carta enviada por Sánchez a Mohamed VI: «La subsecretaria señaló que seguimos viendo el plan de autonomía de Marruecos como serio, creíble y realista, y un acercamiento posible para satisfacer las aspiraciones del pueblo del Sáhara Occidental». Ese comunicado es del ocho de marzo.

La carta de Sánchez fue enviada al rey marroquí el 14 del mismo mes. Y también apenas seis días antes, el propio Blinken empleó esos mismos adjetivos al recibir aquí en Washington a su homólogo marroquí: «Seguimos viendo el plan de autonomía de Marruecos como serio, creíble y realista, y un posible acercamiento para satisfacer las aspiraciones de los pueblos de la región». La postura oficial del Gobierno de EE.UU. es que el plan de soberanía marroquí es una opción de varias, pero lo cierto es que sigue insistiendo, como se ha visto, en que es «seria, creíble y realista».

Also Read  'Anonymous' hacks Russian television to broadcast images of the War in Ukraine

Con esa carta, Marruecos dio por cerrada la crisis provocada por la concesión del permiso de entrada en España del líder de los separatistas del Polisario, Brahim Gali, el pasado mes de abril. La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, fue llamada a consultas entre mayo y este mismo mes.

Críticas en EE.UU.

En EE.UU. no son pocos los diputados y senadores que se oponen a ese plan de autonomía del Sahara Occidental. El 3 de marzo, 11 diputados demócratas le mandaron a Biden una carta en la que le instaban a que revocara esa decisión, es decir, que hiciera justo lo contrario de lo que ha hecho Sánchez.

También pedían los diputados a la Casa Blanca que se asegurara de que un envío de armas de EE.UU. a Marruecos con un coste de 1.000 millones de dólares (900.000 euros aproximadamente) no se emplearán en «modo ofensivo contra el pueblo saharaui o pueda facilitar de otro modo la ocupación ilegal de ese territorio». En esa remesa se integran drones MQ-9B SeaGuardian, Hellfire y Paveway, y Munición de Ataque Directo Conjunto, que reemplaza las bombas de caída libre con un GPS adaptado en su mecanismo.

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *