Sunday, February 25

Casado y Abascal, una relación que pasó de la amistad a no dirigirse la palabra por la moción de censura


Madrid
Actualizado:

Guardar

Pablo Casado (Palencia, 1981) y Santiago Abascal (Bilbao, 1976) mantenían vínculos de amistad hasta que todo se torció entre ambos el 22 de octubre del 2020. El durísimo discurso del todavía presidente del PP en la moción de censura que encabezó el líder de Vox contra Pedro Sánchez rompió los lazos estrechados años atrás, cuando todavía los dos formaban parte del Partido Popular.

Sus inicios, en la distancia geográfica, fueron similares y llegaron a coincidir en el tiempo, pese a su diferencia de edad, en las Nuevas Generaciones (NNGG) del PP. Abascal, bregado en las universidades y ayuntamientos del País Vasco contra la intolerancia del nacionalismo más identitario, cuando ETA amenazaba y mataba –él y su familia fueron señalados en varias ocasiones–, fue elegido presidente de NNGG en el País Vasco en el año 2000 y ejerció como tal hasta el 2005.

Casado, que se afilió al PP en 2004, un año después ya estaba al frente de las NNGG de la Comunidad de Madrid. El entendimiento entre Casado y Abascal, que existía a nivel personal y político, se plasmó públicamente en el verano del 2018, cuando Casado fue elegido presidente del PP tras la salida de Mariano Rajoy.

Entonces, Abascal felicitó públicamente a Casado y pronosticó que sus dos partidos iban a tener «puntos de encuentro» si cumplía con su discurso en el congreso de los populares. Vox todavía era en ese momento una fuerza extraparlamentaria, pero Abascal ya auguraba que si el entonces nuevo líder del PP no imprimía sus promesas en los lugares donde gobernaba, Vox iba a estar «enfrente». En Andalucía, en diciembre de aquel año, Vox entra por primera vez en las instituciones y su suma con PP y Ciudadanos permite expulsar por primera vez al PSOE del Gobierno de la Junta.

Also Read  ‘They are totally smashing it!’ Bernardine Evaristo on the artistic triumph of older Black women | Bernardine Evaristo

El intercambio de mensajes entre Casado y Abascal era fluido en esas fechas, según fuentes consultadas por ABC, y el presidente de Vox llegó a felicitar a su homólogo por alguna de sus primeras intervenciones en el Congreso como líder popular, cuando aún Vox no estaba representado en la Cámara Baja. En Vox, desde su irrupción en la sede de la soberanía nacional el 28 de abril del 2019, nunca se entendieron los vaivenes de Casado. Dos días antes de aquellas elecciones ofreció a Vox formar parte de un hipotético gobierno presidido por él; dos días después del paso por las urnas, cuando cayó a 66 escaños, dijo que Vox era «la ultraderecha».

Pero el punto de inflexión, el fin de la relación entre Casado y Abascal, fue la moción de censura. No por el voto en contra del PP, sino por su alegato de «demonización» a Vox. Abascal,
recientemente en EsRadio, reconoció que desde entonces no se hablan ni por teléfono. Pero fuentes de su entorno apuntan que lamenta en lo personal el final político de quien fue su amigo.

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *