Monday, September 26

China prorroga el confinamiento de Shanghái de manera indefinida


Corresponsal en Pekín
Actualizado:

Guardar

Mientras el mundo avanza, dejando atrás la pandemia,
China retrocede, atrapada por una política de ‘Covid cero’ para la que no encuentra salida. Tanto es así que Shanghái, la ciudad más poblada del país y su núcleo económico, impuso hace una semana un confinamiento domiciliario escalonado que debería haber llegado a su fin hoy. Nada más lejos de la realidad: incapaces de controlar el rebrote, las autoridades han prorrogado la cuarentena hasta nuevo aviso.

Todas las restricciones permanecerán en vigor en espera de los resultados de la última ronda de testeos masivos entre los 26 millones de residentes, concluida ayer lunes. Esta campaña se ha llevado a cabo gracias a la movilización de casi 40.000 voluntarios venidos de otras provincias, entre ellos efectivos de las fuerzas armadas.

Se trata de la mayor respuesta gubernamental desde el comienzo de la pandemia en Wuhan, prueba de la gravedad de la situación. «La ciudad seguirá (…) implementando de manera estricta el confinamiento domiciliario excepto por motivos médicos», ha informado la alcaldía por medio de su cuenta ofician en redes sociales.

En las últimas 24 horas, China ha identificado 1.173 nuevos casos –sintomáticos de transmisión local, de acuerdo a los criterios contables de las autoridades sanitarias–, apenas 268 de ellos en Shanghái, según ha detallado la Comisión Nacional de Salud en su reporte diario. A estos se suman otros 15.355 asintomáticos, una mayoría concentrados en la urbe (13.086). El inusual porcentaje de pacientes asintomáticos junto a la severidad de las medidas ha reavivado las dudas sobre la veracidad de las cifras oficiales chinas.

Also Read  'They were hooligans': Chernobyl locals reeling after Russian invasion | Ukraine

Bebés separados de sus padres

La frustración ciudadana crece a la par que los contagios. A las dificultades para conseguir agua y alimentos se añade el internamiento obligatorio de pacientes sanos en grandes pabellones reconvertidos en campos de cuarentena. Y la medida más polémica: el orden de confinar a niños solos, por pequeños que sea, si sus progenitores no han dado también positivo.

La representación diplomática de países occidentales como Francia o Reino Unido ya han expresado su «preocupación» ante esta exigencia. Aunque la Comisión Sanitaria de Shanghái la reafirmó ayer, medios locales informan que algunos centros comienzan a dar marcha atrás ante el descontento social provocado por las imágenes de bebés separados de sus padres.

Prueba de fuego

Shanghái supone el más acuciante, pero el virus también amenaza otros puntos de China. Suzhou detectó este lunes
una versión hasta ahora desconocida de la subvariante BA.1.1 de Ómicron. En Pekín, mientras tanto, las autoridades han vinculado los últimos casos a la importación de productos textiles procedentes de Corea de Sur.

Estos nuevos focos representan una prueba cada vez más exigente para la tolerancia cero adoptada por el Partido Comunista, estrategia que no puede revertir a la ligera tras hacer de ella un fundamento de su legitimidad política.

Asimismo, factores como la baja tasa de vacunación entre la tercera edad, la inferior protección de las vacunas chinas en comparación con las occidentales y una reducida capacidad sanitaria empujan al Gobierno a redoblar sus esfuerzos. Su modelo ha salvado millones de vidas, pero no ofrece un camino de vuelta a la normalidad al estar basado en el aislamiento. En un mundo que ha elegido convivir con la covid, China está vez más sola.

Also Read  Jason Isaacs: 'Daniel Craig is more comfortable naked than with clothes on' | movies

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published.