Wednesday, November 30

Dell XPS 13 9310 (2021), análisis y opinión



Dell es uno de esos fabricantes que se toman como referencia cuando hay que hacer alguna equivalencia entre ecosistemas. La más manida es que sus Dell XPS 13 son el equivalente en Windows a los MacBook Pro en macOS.

El Dell XPS 13 es un portátil diseñado para trabajar durante mucho tiempo frente a él, y el fabricante americano, además, lo hace sin descuidar la estética y la portabilidad con un equipo premium compacto, ligero y bien equipado.

El precio es uno de los hándicaps a los que se enfrentan este tipo de portátiles. Los 1.608 euros que cuesta la versión que hemos estado probando dan fe de ello, aunque como veremos durante el análisis, el argumento del precio está bien fundamentado por su calidad y prestaciones.

Dell XPS 13 de 2021
Dimensiones 295,7 x 198,7 x 14,8 mm | 1,2 kg
Sistema Operativo Windows 11 Pro
Procesador i7-1165G7 de 11ª generación | 4 núcleos y 8 hilos de procesamiento de hasta 4,7 GHz
Memoria RAM 16 GB LPDDR4x a 4.267 MHz
Almacenamiento 512 GB SSD M.2 NMVe PCIe Gen4
Tarjeta gráfica Intel Iris Xe
Tamaño de pantalla Pantalla InfinityEdge Full HD (1.920 x 1.080 píxeles) de 13,4 pulgadas | Relación de aspecto de 16:10
Conectividad inalámbrica / redes Killer AX1650 WiFi 6 (802.11 ax) | Bluetooth 5.1
Conectores de datos / A/V 2 x USB 3.2 Tipo-C (Thunderbolt 4) | Jack combinado de 3,5 mm | Lector tarjetas MicroSD
Webcam y sonido 720p 30 fps | Micrófonos con matriz digital | Altavoces 2 x 2W
Batería 4 celdas | 52 Wh | Cargador 45 W
Precio 1.608 euros

Análisis del Dell XPS 13 de 2021 por apartados:

Aluminio, fibra de carbono y unos conectores que se quedan algo cortos

Antes de adentrarnos en el análisis de este Dell XPS 13 cabe mencionar que soy el feliz propietario de un Dell XPS 13 de 2017.

Una de las cosas que me conquistó de este portátil, más allá de sus prestaciones, fue un diseño sólido y moderno en el que se combina el aluminio domesticado a base de CNC del exterior con la integración de elementos de fibra de carbono en la zona del reposamuñecas.

El tiempo me ha demostrado que es una combinación que realmente funciona y por eso me alegré de volverme a reencontrar con estos materiales en las nuevas generaciones de Dell XPS 13.

En el caso del Dell XPS 13 9310 de 2021 encontramos un cuerpo muy compacto con unas dimensiones de 295,7 x 198,7 x 14,8 mm y 1,2 kg de peso que deja el espacio justo para instalar una pantalla de 13,4 pulgadas.

El acabado en aluminio queda interrumpido únicamente en la tapa con la presencia del logo de la marca, y en la parte inferior con un detalle del nombre del modelo en bajorrelieve con acabado brillante.

Dell ha llevado el aluminio hasta los estrechos laterales, donde el CNC ha dibujado el hueco para los puertos protegiéndolo con un doble anodizado para evitar que se arañe con el uso, dejando un aspecto Premium que se transmite desde que el portátil sale de su caja.

La apertura de la tapa se hace con una sola mano y la triple bisagra integrada en la base de la pantalla le aporta una gran solidez.

Este gesto deja al descubierto un teclado y un panel táctil mejor aprovechados que las generaciones anteriores rodeados por el recubrimiento gomoso con acabado de fibra de carbono del reposamuñecas.

Una de las cosas que me encanta de mi Dell XPS 13 de 2017 es la gran variedad de puertos que traía.

En cambio, en la versión de XPS 13 9310 de 2021 se ha recortado en este apartado reduciendo el número de puertos a dos USB de tipo C con soporte Thunderbolt 4 para carga, datos y salida de vídeo, un jack de 3,5 mm para auriculares y un lector microSD.

No voy a negar mi decepción en este sentido ante la falta de variedad de puertos que Dell intenta paliar incluyendo un adaptador de USB C a USB A junto al portátil. No pasa inadvertida la desaparición del lector de tarjetas SD que usan profesionales de la creación fotográfica y de vídeo, por uno microSD que no usa casi nadie.

La conectividad inalámbrica queda cubierta con el chip Killer AX1650 que proporciona soporte de Intel al WiFi 6 (802.11 ax) y Bluetooth 5.1.

InfinityEdge gestiona muy bien los colores y reflejos pero la webcam no está a la altura 

Dell mantiene varias configuraciones de pantalla para su modelo XPS 13, entre las que se pueden elegir pantallas Full HD no táctiles y UHD 4K táctiles. En este caso Dell nos ha enviado una unidad de pruebas equipada con pantalla InfinityEdge Full HD de 13,4 pulgadas.

La pantalla está aprovechada al máximo luciendo un estrecho marco alrededor que gana espacio en la parte inferior para entregar un formato de 16:10 que muestra más contenido a lo alto de la pantalla. Perfecto para tareas de productividad, aunque se añaden dos bandas negras al reproducir vídeos en pantalla completa.

El Dell XPS 13 entrega un brillo de unos 500 nits bajo una pantalla IPS con un recubrimiento antirreflejos realmente eficiente que permite trabajar con comodidad junto a una ventana o en ambientes luminosos sin que el reflejo de las luces del techo impida una correcta visibilidad de la pantalla.

Cuenta con ajuste de brillo automático que se ajusta de forma progresiva a la iluminación ambiental para ahorrar batería y mejorar la visibilidad. No es un sistema tan reactivo como en los móviles, pero funciona suficientemente bien.

El tratamiento del color es muy acertado y, desde la app Dell CinemaColor se pueden aplicar distintos perfiles de ajuste adecuados para ver vídeos y películas, leer o trabajar con colores calibrados en edición fotográfica.

Me ha parecido muy cómodo trabajar en esta pantalla y ese centímetro extra de alto en la pantalla hace que sea más eficiente a la hora de editar documentos o mostrar más información con formatos verticales como páginas web.

En el apartado multimedia tenemos una de cal y otra de arena. Dell solucionó el problema de los primeros XPS 13 que montaban la cámara en la esquina inferior izquierda de la pantalla situándola en el centro del borde superior. Una posición mucho más favorecedora para el usuario.

Sin embargo, y tras los cambios en el paradigma laboral que ha traído consigo la situación de pandemia que hemos vivido, Dell mantiene una webcam 720p que ofrece una calidad de imagen correcta cuando se tiene buena luz, pero que sufre cuando hemos hecho videollamadas en interiores con menos luz.

En el borde de la cubierta superior prácticamente pasan inadvertidos los dos micrófonos encargados de recoger la voz. Hacen un buen trabajo y consiguen transmitir la voz de forma clara.

El sonido que proporciona la pareja de altavoces de 2 W situados en la parte inferior es sorprendentemente bueno en términos de potencia y calidad. Nos falta algo de presencia de bajos para darle más cuerpo.

La 12ª gen de Intel no llegó a tiempo, pero rinde como un profesional

Dell acostumbra a presentar sus modelos en la recta final del año, de forma que los primeros modelos de XPS empiezan a llegar con el comienzo del nuevo año. El problema es que este año el lanzamiento les ha pillado con el paso cambiado con respecto a Intel, que ha retrasado la llegada de sus procesadores a principio de año.

Este retraso ha hecho que el Dell XPS 13 9310 de 2022 llegue con los procesadores Intel Core i5 y Core i7 de 11ª generación en lugar de hacerlo con los chips de la nueva hornada de Intel que montarán la mayoría de sus rivales en 2022.

El Dell XPS 13 que tenemos entre manos exprime al máximo el Intel Core i7 1165G7 obteniendo resultados sorprendentes que lo equiparan a equipos –en teoría— mucho más potentes como el MSI Creator Z16, que analizamos hace algunos meses, quedando por encima de otros portátiles con la misma CPU como el Huawei MateBook X Pro de 2021.

Es un procesador de 4 núcleos y 8 hilos capaz de escalar de los 2,8 GHz a los 4,3 GHz, apoyado en el apartado gráfico por una GPU integrada Iris Xe de Intel. Además, la unidad de prueba monta 16 GB de memoria RAM LPDDR4X soldada en la placa, por lo que conviene pensarse dos veces la cantidad de RAM que se va a necesitar en el futuro.

Dell XPS 13 9310 de 2021 Huawei MateBook X Pro 2021 MSI Creator Z16 Microsoft Surface Laptop 4
Procesador | RAM Intel Core i7-1165G7 | 16 GB Intel Core i7 1165G7 | 16 GB Intel Core i7-11800H | 32 GB AMD Ryzen 7 Surface Edition (4980U) | 16 GB
Geekbench 4 Single 6.096 puntos 5.973 puntos 5.952 puntos 3.732 puntos | 4.537 puntos
Geekbench 4 Multi 18.826 puntos 14.790 puntos 18.609 puntos 20.110 puntos | 23.495 puntos
Geekbench 5 Single 1.954 puntos 1.413 puntos 1.462 puntos 956 puntos | 1053 puntos
Geekbench 5 Multi 5.236 puntos 4.104 puntos 5.153 puntos 5.651 puntos | 6.543 puntos
PC Mark 10 4.663 puntos 4.443 puntos 6.600 puntos 3.997 puntos | 4.676 puntos
CineBench R15 CPU – OpenGL 832 puntos | 90,13 fps 660 puntos | 94,62 fps 967 puntos | 141,43 fps 897 puntos – 54,40 fps | 1495 puntos – 65,26 fps
CineBench R20 1.407 puntos 1.536 puntos 3.551 puntos

El Dell XPS 13 se ha comportado de forma brillante durante toda la prueba en tareas de ofimática, revelado de fotos desde RAW y edición de clips cortos de vídeo.

En este sentido es un portátil muy versátil en cuanto a las tareas que pueden hacerse con él, aunque la ausencia de una GPU dedicada limita bastante su rendimiento gráfico.

Aunque hemos podido trabajar de forma puntual editando fotos y vídeos con proxy en DaVinci Resolve y Adobe Lightroom, no es un portátil que podamos recomendar para estas tareas de forma profesional.

Algo que me ha sorprendido es la buena gestión de temperatura de este portátil, que se ha mantenido razonablemente fresco y en silencio durante toda la prueba, excepto cuando realmente le hemos apretado las tuercas aplicando filtros en Photoshop o renderizando los clips de vídeo.

Dell XPS 13 9310 de 2021 Huawei MateBook X Pro 2021 MSI Creator Z16 Microsoft Surface Laptop 4
Lectura secuencial 3.217,59 MB/s 3.385 MB/s 6.207,78 MB/s 1.806,34 MB/s
Escritura secuencial 2.851,90 MB/s 3.014 MB/s 4.889,92 MB/s 1.039 MB/s

La unidad de almacenamiento SSD de tipo M.2 con 512 GB de capacidad, sin ser la más rápida ofrece unas buenas tasas de lectura y escritura, quedando dentro de lo esperado para una unidad de PCIe NMVe.

El rendimiento del Dell XPS 13 está muy condicionado por el perfil de consumo de batería y administración térmica que se controla desde Dell Power Manager, uno de los programas de gestión de hardware que Dell entrega instalado de serie.

El portátil ya nos llegó con una instalación de Windows 11 Pro acompañado por el mencionado software de control de hardware. En este sentido, las aplicaciones de Dell han resultado útil para ajustar la respuesta del portátil y mantenerlo actualizado.

No encontramos software adicional más allá del que incluye Windows 11 de base con una versión de Office 365 preinstalado. Todo ello se puede desinstalar fácilmente.

El apartado de la seguridad queda doblemente cubierto con dos elementos de lectura biométrica. Por un lado, el Dell XPS 13 integra un sensor de huella en el botón de encendido que facilita el inicio de sesión para los usuarios registrados.

Por otro lado, Windows Hello toma el control de la webcam apoyándose en un sistema de reconocimiento facial con IR que identifica al usuario al desbloquear el equipo.

Teclas grandes en un teclado muy bien aprovechado y un panel táctil rápido y preciso

Uno de los cambios que más he notado probando este Dell XPS 13 9310 de 2021 con respecto al modelo de 2017 es el teclado.

La nueva generación aprovecha mejor el espacio disponible marcado por el tamaño de la pantalla. Las teclas de tipo chiclet son más grandes y cómodas de usar. Además, el tamaño de las teclas es más equilibrado entre sí, por lo que aporta simetría y eficiencia a la hora de escribir.

Hemos recibido una unidad con la distribución ANSI en inglés en la que se modifica la forma y ubicación de algunas teclas, pero a las tiendas españolas llega con el teclado en español. Todas las teclas, incluyendo las de función de la línea superior, son retroiluminadas en color blanco y ajustable en tres niveles.

El tacto y el recorrido de las teclas no requiere demasiada presión y devuelve una respuesta ante la pulsación, lo cual reduce el número de errores derivando en una mejora en la velocidad de escritura.

El panel táctil del Dell XPS 13 se sitúa directamente en el top 3 de los mejores que he probado en portátiles Windows, ofreciendo una superficie de cristal por la que los dedos se deslizan rápidamente facilitando el reconocimiento de los gestos del sistema.

Con unas dimensiones de 64 x 114 mm, el panel sigue las pautas de aprovechamiento del teclado ocupando la zona disponible entre la parte inferior del teclado y el borde del portátil. La pulsación es silenciosa y el clic corto lo cual mejora la eficiencia a la hora de seleccionar elementos o arrastrarlos.

Que el tamaño no te engañe, aquí hay batería para toda la jornada y con un cargador muy compacto

Los portátiles compactos y ligeros tienen muchas ventajas en cuanto a portabilidad, pero esa ligereza también acostumbra a implicar menos espacio para alojar la batería.

Dell le tiene muy bien cogida la medida a este chasis y ha conseguido integrar una batería de 52 Wh que acumula energía suficiente para trabajar durante la jornada completa sin pasar por el cargador.

En nuestras pruebas, realizando tareas de ofimática, navegación y ver vídeos conectado a una red WiFi y a unos auriculares Bluetooth para escuchar música en Spotify mientras trabajo, he obtenido una autonomía de más de 8 horas de uso con el ajuste de brillo en automático.

La carga por USB C no es tan rápida como nos hubiera gustado, y el cargador de 45 W incluido, aunque es realmente compacto, tarda algo más de 1 hora en alcanzar el 50% de su carga y hasta 2 horas y 40 minutos en completar el 100% de la carga.

Prestaciones premium en un portátil perfecto para viajar pero al que le faltan puertos

A solo unas pocas líneas del final de este análisis del Dell XPS 13 9310 de finales de 2021 toca sacar algunas conclusiones de la experiencia de uso que ofrece este ultrabook.

Desde el primer momento, el portátil de Dell transmite calidad y solidez en la construcción por sus cuatro costados. Desde las dimensiones, la calidad de los materiales utilizados o la impecable manufactura del ensamblado.

La pantalla InfinityEdge, pese a que la unidad que hemos usado montaba la resolución más básica, entrega muy buena nitidez y la buena gestión en los colores a la que Dell nos tiene acostumbrados.

Aunque Dell no ha acertado con la fecha de actualización a la nueva generación de procesadores Intel, consigue exprimir todo el potencial de los Core i7 con un rendimiento que se sitúa por encima de los modelos de su competencia con el mismo procesador.

El ultrabook de Dell se renueva con procesadores de 11ª generación, 16 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento interno sin perder ni un ápice de la elegancia y portabilidad que caracterizan a esta saga de portátiles premium.

El punto más negativo lo encontramos en el apartado de la conectividad y la adaptación del Dell XPS 13 al nuevo paradigma del teletrabajo ofreciendo muy poca variedad de puertos y una webcam que, a estas alturas, ya debería ser 1080p como mínimo.

La configuración que traía la unidad de pruebas tiene un precio de oficial de 1.608, 08 euros en la tienda oficial de Dell. Consideramos que, aunque existe una versión equipada con procesador Intel Core i5, el precio para los Dell XPS 13 9310 de 2021 es algo más alto que el de sus rivales, aunque por sus acabados, tampoco es excesivo.

Also Read  WiFi 6 repeaters: these are the best on sale right now

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *