Monday, September 26

El primer ministro chino alerta de que las sanciones a Rusia dañarán la recuperación económica tras el coronavirus


CORRESPONSALES EN PEKÍN
Actualizado:

Guardar

La invasión rusa de Ucrania entra en su tercera semana y China, principal apoyo de Putin, sigue sin condenarla y sin usar siquiera la palabra «guerra». Ninguno de los dos términos ha salido este viernes de los labios del primer ministro, Li Keqiang, quien ha protagonizado su habitual comparecencia ante la Prensa tras la clausura de la Asamblea Nacional Popular, la reunión anual del Parlamento orgánico del régimen.

Por videoconferencia debido al coronavirus, y con las preguntas pactadas de antemano, Li se ha referido a la «situación» en Ucrania, que a su juicio es «desconcertante». Preguntado por la agencia Reuters si condenaba la guerra, si iba a ayudar a Rusia o si temía que la economía china se viera afectada por las sanciones, el primer ministro ha evitado dar respuestas concretas y se ha limitado a repetir el discurso oficial.

«China sigue una política independiente de paz. Sobre la situación en Ucrania, China mantiene que se debe respetar la soberanía e integridad territorial de todos los países y se han de cumplir los propósitos y objetivos de la Carta de Naciones Unidas. También se deben tomar en serio las legítimas preocupaciones de seguridad de todos los países», dijo en clara alusión a Rusia, que justifica la invasión en base a la supuesta amenaza de la OTAN si se expande hacia el Este de Europa.

«La tarea actual es impedir una escalada mayor de la tensión»

Contestando tangencialmente la cuestión sobre las sanciones, Li Keqiang alertó de que «las sanciones dañarán la recuperación económica y no interesan a nadie» porque «el mundo está todavía luchando contra el impacto de la pandemia». Desde el estallido de la guerra y la imposición de sanciones contra Moscú, China las ha criticado y ya ha anunciado que seguirá adelante con su comercio bilateral porque Rusia es un «socio estratégico integral».

Also Read  Russian TV editor shows amazing courage in defying Putin on the air

En medio de las crecientes llamadas de la comunidad internacional a que medie con Putin, uno de los «mejores amigos» del presidente Xi Jinping, el primer ministro abogó por el diálogo y la paz, pero de nuevo sin ofrecer acciones concretas. «Creemos que se deben hacer todos los esfuerzos y es importante apoyar a Rusia y Ucrania para que sigan con sus negociaciones sobre el alto el fuego superando sus dificultades para alcanzar la paz. Apoyamos todos los esfuerzos que conduzcan a una resolución pacífica de la crisis. La tarea actual es impedir una escalada mayor de la tensión o incluso que se pierda el control. Hay un consenso sobre esto entre las partes implicadas y la comunidad internacional», repitió palabra por palabra la postura mantenida por Pekín desde el principio. Con el fin de impedir «una crisis humanitaria», apeló a la «contención» y volvió a insistir en la necesidad de corredores para evacuar a los refugiados atrapados bajo las bombas. «China ha puesto sobre la mesa una iniciativa sobre la situación humanitaria para proporcionar asistencia a Ucrania y seguirá haciéndolo», prometió, pero, una vez más, sin concretar.

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published.