Monday, November 28

Guangzhou suspende las clases presenciales y restringe la salida y entrada de la ciudad por covid


Pekín
Actualizado:

Guardar

Las autoridades de Guangzhou, en sureste de China, han decretado la suspensión de las clases presenciales y la restricción de entrada y salida de la ciudad debido a un
nuevo brote de coronavirus.

Así, las clases de educación primaria y secundaria se impartirán en modalidad telemática a partir de este lunes, si bien aquellos centros de tercer grado que cuenten con las condiciones adecuadas en sus instalaciones sí podrán impartir las clases de forma presencial.

Asimismo, el Gobierno local ha reforzado sus medidas para el control del virus y ha instado a su población a no salir de la ciudad a menos que sea estrictamente necesario, según recoge la agencia china de noticias Xinhua.

Las autoridades sanitarias han confirmado más de 20 casos a lo largo del fin de semana, mientras que este lunes la cifra ha sido de 27 infecciones.

Estos datos que suponen una cifra ínfima en comparación con otros países, ya que el gigante asiático cuenta con una población de 1.411 millones de habitantes y Guangzhou cuenta con más de 13 millones.

Pero aún así, las autoridades chinas han decidido imponer una política draconiana de confinamientos para intentar contener lo que se trataría de una expansión masiva de la enfermedad. Tras el brote de Wuhan a finales de 2019, China adoptó una política «cero COVID» contra el virus, por lo que las autoridades se apresuraron a tomar
medidas muy estrictas para evitar su propagación.

En los dos últimos años, los brotes apenas han existido gracias a los tests a grandes partes de la población y a los cierres masivos. Sin embargo, la variante ómicron, detectada en el país por primera vez en enero, ha obligado a China a llevar su política restrictiva más lejos.

Also Read  cuando los bombardeos no son el último peligro

Estados Unidos evacúa su consulado

Unas medidas que han llevado a Estados Unidos a ordenar a todo el personal no esencial de su consulado de Shanghái que abandonara la ciudad china, en medio del duro confinamiento decretado por las autoridades.

El departamento de Estado ordenó la salida del personal y sus familias «debido al brote de covid-19 en curso y al impacto de las restricciones relacionadas con la respuesta de la República Popular de China», señaló un portavoz de la embajada estadounidense en un comunicado.

La diplomacia estadounidense también expresó «preocupación por la seguridad y el bienestar de los ciudadanos estadounidenses a funcionarios de la República Popular de China», añadió el texto.

La embajada de Estados Unidos
apuntó la semana pasada que permitiría a sus trabajadores no esenciales dejar la ciudad debido a este brote y alertó a sus ciudadanos en China de las medidas «arbitrarias» anticovid decretadas en el país.

El departamento de Estado asegura ahora que «lo mejor» para los empleados y sus familias es «reducir el número y desescalar las operaciones mientras lidiamos con las circunstancias cambiantes en el terreno», indicó el portavoz.

China ha rechazado las quejas estadounidenses sobre el confinamiento de Shanghái. Su portavoz diplomático, Zhao Lijian, recriminó el sábado unas «acusaciones sin fundamento» y defendió que la política china era «científica y efectiva».

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *