Monday, February 6

Inmigrantes son los más castigados por la lenta recuperación del empleo en NY


La activista comunitaria Angeles Solis alerta que es momento de crear soluciones para la fuerza laboral más vulnerable.

Foto:
Fernando Martínez / Impremedia

Un reporte detallado de la Iniciativa de Investigaciones para Inmigrantes (IRI) ratifica una vez más, con números claros, que por los efectos de la pandemia de COVID-19, los inmigrantes de Nueva York fueron los que más resultaron afectados por la pérdida de sus empleos. Y, en esta cuenta, la desproporción sigue siendo más profunda entre los negros y los hispanos.

Actualmente, el desempleo en comunidades afroamericanas vuelve a estar en lo más alto de las listas con un total de 10.2%, mientras que en familias latinas repunta en un 9.6%. En los blancos en 5.2%.

En este sentido, hay un dato muy significativo: En todo Nueva York la tasa de desempleo en las comunidades inmigrantes, especialmente de color, alcanzó el 14,5%. Mientras, se registró un promedio de desocupación del 10.2% en los nacidos en el país.

El punto máximo del “sufrimiento” por perder los ingresos, se alcanzó en marzo de 2021.

“Aunque la tasa de desocupación laboral ha bajado desde ese máximo histórico, la economía todavía está inestable. El promedio de desempleo en el estado de Nueva York es del 7,0 por ciento, muy por encima del nivel nacional de alrededor del 4 por ciento”, especifica IRI.

Industrias que cerraron por completo

Durante los 20 años anteriores al Covid-19, rara vez hubo más de dos puntos porcentuales de diferencia de desempleo entre los nacidos en el país y los inmigrantes, independientemente de su estatus legal.

“Por primera vez debido a los efectos económicos de esta crisis de salud pública esta diferencia trepa, en general, más de dos puntos porcentuales, es decir 4.3%”, razonan los investigadores.

Also Read  Experience: after getting Covid, everything I eat tastes like rotting flesh | life and style

Este reporte también confirma que en una proporción mayoritaria los trabajadores que le “pusieron el pecho” a actividades consideradas esenciales, durante los peores meses de la pandemia, fueron de origen hispano.

“Una de las principales razones por las que la pérdida de empleos afectó a los inmigrantes y a las personas de color, es que comparativamente pocos podían trabajar desde casa”, dijo David Dyssegaard Kallick, director de IRI y autor del informe.

El investigador argumenta que la labor de los inmigrantes y las personas de color se concentran en restaurantes, hoteles y otras industrias, en donde “simplemente cerraron las actividades por completo”.

“Esto es una prueba más”

Por su parte, Ángeles Solís, organizadora principal de Make the Road New York (MTRNY), un grupo miembro de la coalición del Fondo de Trabajadores Excluidos, destaca que este informe proporciona “una prueba más”, de lo que se ha observado en estas comunidades durante meses. 

“En lugar de correr el riesgo de que las comunidades de inmigrantes sufran desproporcionadamente la próxima vez que ocurra una crisis, se debe garantizar que los trabajadores indocumentados y los más vulnerables en Nueva York, tengan opciones cuando más lo necesitan”, aseveró.

En las conclusiones de IRI, se deja claro que los porcentajes de desempleo es un buen indicador del impacto comparativo de la recesión en diferentes grupos étnicos, pero está lejos de ser la “historia completa” de cómo les está yendo a los trabajadores.

En efecto, cuando se habla de tasas de desempleo se refleja solamente la proporción de personas sin trabajo que buscan activamente una opción laboral.

Also Read  Zelensky recalls the victory in World War II to criticize the current Russia

“Esta es siempre es un dato muy parcial, que se complica aún más por el hecho de que durante las condiciones de la crisis de salud pública, a menudo impedían que las personas buscaran opciones de empleo”, establece el informe.

Una anécdota entre miles

La historia del dominicano Sandino Pérez, de 35 años, se puede replicar por miles en varios rincones de la Gran Manzana. Durante más de ocho años tenía un trabajo estable, como camarero en un hotel de lujo en las cercanías del Central Park en Manhattan. Luego de las órdenes ejecutivas de cierres pandémicos, nunca más fue llamado a incorporarse. Hoy luego 24 meses, todavía sigue en el grupo de los desempleados.

“En este tiempo he aplicado a muchos trabajos en línea y no me llaman. Las empresas han abierto pero con muchas reducciones. En mi caso pude colectar seguro de desempleo por un tiempo, pero en mi familia y vecinos no todos tuvieron esa oportunidad. Se sufre mucho con esto”, compartió el inmigrante.

Desocupación laboral en NY:

  • 283.000 personas dependían de posiciones laborales en la industria del turismo en NYC, antes de la pandemia, sin embargo, a finales de 2020, aproximadamente un tercio de esos puestos habían sido eliminados, según la oficina del controlador del estado de Nueva York.
  • 9,4% era el promedio de desocupación en la Gran Manzana al cierre de 2021,  más del doble del promedio nacional que llegó al 4,2%.
  • 1,000,000 de personas perdieron sus trabajos en NY debido a los efectos de la pandemia.
  • 90% de los puestos de trabajo perdidos ya han sido recuperados en el resto del país, menos en NYC que se han reactivado el 50%.
  • 20% llegó a ser el promedio de desocupación en la Gran Manzana en 2020, la peor desde la Gran Depresión de 1929.
  • ¾ de millón de empleos menos en Nueva York actualmente, si se compara con datos previos a la primavera de 2020, de acuerdo con un informe reciente de New School Center for NYC.
Also Read  Federal Reserve meeting:


eldiariony.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *