Monday, April 8

La geopolítica del móvil: la tensión mundial altera la cadena productiva del sector


Cada teléfono móvil es un pequeño mapamundi, si se atiende al origen de las materias primas con las que se produce, la procedencia de sus componentes o las fábricas donde se ensambla. El cuarzo de la pantalla puede venir de Estados Unidos o China, pero el potasio para mejorar su resistencia quizás lo haga de Canadá o Bielorrusia. La microelectrónica de su interior podría incluir cobre de Chile, plata de México y tungsteno de Rusia y, para regular su temperatura, es esencial el tantalio extraído del coltán en la República Democrática del Congo. Su alma energética reside en la batería, armada quizás con litio de Argentina y grafito de la India. Sus microchips y semiconductores vienen probablemente de Taiwán o Corea del Sur, mientras su sistema operativo se ingenió en California. El producto final no sale de una tienda sino de fábricas en China, Vietnam o la India.


www.elperiodico.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *