Thursday, February 2

«¿La matamos o la dejamos vivir?»



Actualizado:

Guardar

Una mujer ucraniana ha decidido contar la historia de cómo soldados rusos invadieron su casa, mataron a tiros su esposo y la violaron repetidamente durante varias horas el 9 de marzo, en un testimonio que podría suponer la primera prueba en la causa por crímenes de guerra contra Rusia ante el Tribunal Penal Internacional.

Este lunes, ‘The Times’ publicó una entrevista con la mujer anónima que el periódico identificó como clave en la investigación de las autoridades ucranianas. Tiene 33 años y vivía con su esposo de 35 años y su hijo de 4 años cerca en Shevchenkove, a las afueras de la capital ucraniana, Kiev.

La mujer contó a ‘The Times’ que el 9 de marzo su marido y ella se acercaron a un grupo de soldados rusos cuando descubrieron que las tropas habían matado al perro de la familia.

A continuación, los soldados registraron el área en busca de gasolina, y uno de ellos aparentemente se disculpó por la muerte de animal.

Después de anochecer, explicó, escucharon ruidos fuera de la casa, y su esposo salió. «Oi un solo disparo, el ruido de la puerta abriéndose y luego el sonido de pasos en la casa», dijo la mujer a ‘The Times’. El comandante del grupo, había regresado con otro hombre, que parecía tener unos 20 años. «Grité: ‘¿Dónde está mi marido?’», explica. «Luego miré fuera y lo vi en el suelo junto a la puerta. El joven me apuntó con un arma a la cabeza y dijo: ‘Le disparé porque era nazi’».

«Me gritó ‘será mejor que te calles o traeré a tu hijo y le mostraré los sesos de su madre esparcidos por la casa’», recordó. «Me dijo que me quitara la ropa. Luego ambos me violaron uno tras otro. No les importó que mi hijo estuviera llorando en la habitación de al lado. Me dijeron que lo callara y volviera. Todo el tiempo sostuvieron el arma junto a mi cabeza y se burlaron de mí, diciendo ‘¿cómo crees que la chupa? ¿La matamos o la mantenemos con vida?’».

Also Read  Portugal's Socialists have won a big victory – but the resurgent far right is a threat | joana ramiro

Después de un tiempo, los hombres se fueron y ella fue a calmar a su hijo, quien estaba paralizado por el miedo y se negaba a moverse. Aproximadamente 20 minutos después, regresaron y la violaron nuevamente. «Cuando regresaron por tercera vez, estaban tan borrachos que apenas se tenían en pie», contó. «Ambos se quedaron dormidos en las sillas. Entré sigilosamente en la otra habitación y le dije a mi hijo que teníamos que huir muy rápido o nos dispararían».

Los dos huyeron a la casa de un vecino y luego a Brovary al día siguiente, y de ahí a la provincia occidental de Leópolis. En Brovary estuvo con sus suegros, quienes la enviaron a un pueblo a las afueras de Ternopil donde la hermana de su marido ya había sido evacuada con sus hijos. Fue ella quien instó a la mujer a denunciar la violación y el asesinato de su esposo a la policía.

«Podría haberme quedado callada, pero cuando llegamos a la policía, la hermana de mi esposo me hizo hablar y no había vuelta atrás», dijo. «Entiendo que muchas personas que han sido agredidas se queden calladas porque tienen miedo. Mucha gente no cree que sucedan cosas terribles como esta. Una de las mujeres con las que estuve después envió un mensaje al grupo de su pueblo y la gente decía ‘deja de inventar historias’».

Ha habido otros informes de violencia sexual y violaciones durante la invasión rusa de Ucrania, pero la semana pasada la fiscal general de Ucrania anunció la primera investigación sobre uno de ellos. A principios de este mes, Lesia Vasylenko, miembro del parlamento de Ucrania, habló con funcionarios del Reino Unido sobre las crecientes denuncias de violaciones.

Also Read  How much would you save on gasoline if you changed the car for the motorcycle

«Tenemos informes de mujeres violadas en grupo. Estas mujeres suelen ser las que no pueden salir. Estamos hablando de personas de la tercera edad», citó ‘
The Guardian
‘ a Vasylenko. «La mayoría de estas mujeres han sido ejecutadas después de la violación o se han quitado la vida».

Dymtro Kuleba, ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, prometió buscar justicia a través de la Corte Penal Internacional, después del histórico reconocimiento de la violación como crimen de guerra en 2008.

La semana pasada, Iryna Venediktova, fiscal general de Ucrania, anunció que se había abierto la primera investigación oficial sobre la presunta violación de una mujer por parte de soldados rusos después de que mataron a tiros a su marido. La mujer, que permanece en el anonimato, es la que fue entrevistada por ‘The Times’.

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *