Wednesday, April 17

La Seguridad del Estado sospecha que la muerte del piloto desertor ruso en Alicante fue un encargo del Kremlin a mafiosos


Ocho tiros a primera hora de la tarde, en una zona poblada, con videocámaras no previamente anuladas, con dos de los disparos fallados y un tercero no mortal, una huida atropellada en un coche robado, dejando los casquillos en el suelo… La forma en que los verdugos del desertor ruso Maxim Kuzminov le quitaron la vida en un garaje de La Vila Joiosa (Alicante) ha reforzado a expertos en injerencia de la Seguridad del Estado la sospecha de que tras el crimen hay un encargo del Kremlin a mafiosos.


www.elperiodico.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *