Monday, March 4

«Lo importante es poner fin a un conflicto enquistado»


Madrid
Actualizado:

Guardar

Héctor Gómez (Santa Cruz de Tenerife, 1978) posa para ABC junto a tres fotografías de Pedro Sánchez, José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González. Es lo primero que ve cualquier visitante de las dependencias del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados. Tenía cuatro años cuando el último de ellos llegó a La Moncloa, veinticinco cuando lo hizo el segundo y estaba a punto de cumplir cuarenta cuando lo hizo el tercero, el mismo que el verano pasado le nombró portavoz parlamentario en sustitución de Adriana Lastra. Hace apenas un año ejercía como portavoz de su grupo en la Comisión de Exteriores, un bagaje idóneo para afrontar la invasión rusa de Ucrania y sus consecuencias. Y para responder sobre el último movimiento del Gobierno en su relación con Marruecos.

—El programa electoral del PSOE habla de promover «la solución del conflicto del Sáhara Occidental a través de las resoluciones de Naciones Unidas, que garantizan el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui». ¿Por qué este cambio de posición?

—Debemos felicitarnos por unas nuevas relaciones entre España y Marruecos. Nos unen fuertes lazos que se han de reforzar en aras a afrontar conjuntamente desafíos comunes, como la migración y la lucha antiterrorista. El compromiso del Gobierno con la carta de Naciones Unidas y con la legalidad internacional, como no puede ser de otra forma, continúa vigente. Continuamos comprometidos con una solución mutuamente aceptable para el Sahara Occidental. Pero aquí estamos ante un acuerdo bilateral entre Marruecos y España, que abre una nueva etapa en las relaciones entre ambos países. No se trata de un acuerdo sobre el Sahara.

—En septiembre Pedro Sánchez apeló ante la ONU a las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre el Sahara, que hablan de un referéndum. Ya se habían producido los incidentes en Ceuta, ¿qué ha cambiado desde entonces?

—El Gobierno sigue apostando por la legalidad internacional, valorando como serio y creíble un planteamiento de Marruecos, en la línea de las resoluciones de Naciones Unidas.

— Pues Ione Belarra ha reaccionado diciendo que «España no debe apartarse del Derecho Internacional». ¿Qué le responde?

—El planteamiento de Marruecos se recoge en las últimas resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El ministro de Exteriores ha informado a la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y a los presidentes de Canarias y de las ciudades de Ceuta y Melilla. Además ha pedido comparecer a petición propia y de manera urgente en el Congreso. A partir de ahí, es normal que haya matices entre dos formaciones políticas que conforman el Gobierno. Pero hay unidad total en el objetivo de defender los intereses de los españoles en tiempos tan convulsos como los que vivimos. En especial, nuestra seguridad, soberanía, nuestra prosperidad y nuestra integridad territorial.

Also Read  US Covid death toll surpasses 900,000 | Coronavirus

—En un momento de crisis energética tan grave, ¿no se ha medido la respuesta de Argelia?

—Argelia es un socio estratégico, fiable, y un amigo de España. Hay contacto permanente al más alto nivel entre los dos gobiernos. Nuestra buena relación está llamada a perdurar.

—¿Tienen los saharauis derecho a un referéndum para decidir su futuro?

—Lo importante es poner fin a un conflicto enquistado que ya dura demasiado tiempo y que el pueblo saharaui pueda vivir en paz y prosperidad. El Gobierno quiere una solución mutuamente aceptable por las partes, siempre dentro del marco de Naciones Unidas y, en ese marco, valora la iniciativa de Marruecos como la más realista en la actualidad.

—Vayamos con Ucrania. ¿Hay alguna esperanza para una resolución diplomática del conflicto?

—La vía diplomática siempre ha estado abierta. Es un objetivo, evidentemente, poner punto y final a esta deriva bélica que ha iniciado Putin. Que no solo tiene como objetivo Ucrania, sino desestabilizar el proyecto europeo, las democracias occidentales, confrontar con EE.UU. y poner en jaque el orden internacional. Pero las últimas actuaciones de Putin invitan a pensar que no está por una vía de solución pacífica.

—¿La opinión pública entiende la posición anti OTAN que mantiene el socio del PSOE, Unidas Podemos?

—Lo que entiende la opinión pública es el compromiso de España con el proyecto europeo y con la Alianza Atlántica. Y sobre todo el compromiso de España con la democracia y en la defensa de las libertades de los países que democráticamente han elegido sus gobiernos. Lo que está sucediendo en Ucrania es extremadamente grave y España no es ajena a la defensa de un orden internacional por el que hemos luchado tantos años. La política exterior la marca el presidente del Gobierno .

—En esa política se incluye el aumento al 2% del PIB del gasto en Defensa. Yolanda Díaz ya ha dicho que no está de acuerdo.

Also Read  Putin promotes Chechen leader with ties to murder of Kremlin critic | Ukraine

—Vivimos, como digo, una situación excepcional, que requiere de una respuesta extraordinaria en estos momentos. Y el objetivo del Gobierno se va a cumplir. Ante una situación como la actual todos los países de la Alianza van a estar a la altura. Todo el despliegue que ha hecho España está en la línea de la coordinación de la OTAN, y vamos a cumplir con ese compromiso del 2%. Esperemos que todos los grupos parlamentarios estén a la altura de esta situación excepcional y atiendan a una cuestión de sentido de Estado y de responsabilidad europea e internacional.

—Dado que ese aumento del gasto en Defensa se tiene que incluir en los próximos Presupuestos, ¿sería descartable pactarlos con el PP?

—Estamos en un escenario temporal de máxima incertidumbre con respecto a lo que sucede en Ucrania. Nosotros vamos a hablar con todos los grupos, y les vamos a invitar a que participen en el proyecto de país que son unos Presupuestos. Como dije antes, ante una situación excepcional hace falta un compromiso excepcional.

—En la oposición, Sánchez abogó por el cierre del Ministerio de Defensa. En los 80, el PSOE se oponía a la OTAN… Parece que ustedes llegan tarde a determinadas situaciones.

—Estamos ante una sociedad muy cambiante. El Gobierno de España siempre ha estado en consonancia con la UE con respecto al conflicto en Ucrania. Pero no hemos ido un paso por detrás, más bien al contrario. Hemos estado liderando iniciativas y propuestas. En materia de Defensa, la situación actual requiere de todos los esfuerzos posibles de los países de la Alianza, ante un desafío inédito, sin precedentes, al orden internacional y a las democracias. Putin ha cometido un grave error, ante la amenaza que supone una democracia cercana como Ucrania.

—Menos de veinticuatro horas después de la reunión del Gobierno con el PP para abordar las medidas económicas, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, se desmarca con una propuesta propia para gravar los beneficios de las eléctricas. ¿Así se puede negociar?

—Aprovechando su pregunta, es muy bueno interpretar que en este momento, más si cabe, es oportuno dar un mensaje de unidad, de responsabilidad. Es un momento de arrimar el hombro, y no de dar mensajes erróneos a la ciudadanía. Este Gobierno, el PSOE, apuesta por la coalición y que tenga continuidad toda la legislatura, pero es muy importante ser conscientes de la gravedad y de la dimensión de la situación que ha creado Putin en Ucrania. Creo que hay que ser consecuente, medir las iniciativas e ir de la mano para tener el mayor consenso posible. No es el momento de la oportunidad ni de las ocurrencias. Es el momento del compromiso.

Also Read  UN donor conference fails to reach target of $4.4bn to help Afghanistan | Afghanistan

—¿Por qué no es idónea la bajada del IVA de la electricidad al tipo superreducido que propone el PP?

—Queremos ir de la mano de los socios de la UE, pero si no se diera el consenso, y como ha dicho el ministro Bolaños, claro que estamos por la labor de bajar los precios de la luz y la electicidad. Se está trabajando en un paquete de medidas muy importante para mitigar el impacto económico de la crisis.

—¿Cree que los sectores afectados, como los transportistas que se manifiestan estos días, pueden esperar más de diez días a lo que se decida en el seno de la UE?

—Si se refiere al movimiento actual de transportistas, no estamos hablando de una huelga autorizada, sino de un boicot, que representa a muy pocos, no a todo el colectivo. Hay que dimensionar este tipo de manifestaciones. Nuestra voluntad es implementar las medidas lo antes posible, pero dando pasos coherentes y con consenso.

—¿Percibe un cambio en la relación con el nuevo PP?

—Los primeros pasos de Feijóo no son especialmente alentadores. Ni por su acuerdo de gobernabilidad en Castilla y León, ni por determinadas declaraciones. Entendemos que esto forma parte más de su desconocimiento de la política nacional y de su necesidad de marcar un perfil político que de otra cosa. Porque esto no invita al optimismo. No obstante, confiamos en que el PP cambie los registros. Lo que hemos vivido los últimos años no ha sido un ataque al Gobierno de España, sino a España. El no renovar el CGPJ, el deslizar en el ámbito europeo que España no es un Estado social y democrático de derecho. O el boicot que han realizado sobre los fondos europeos. Y algo que nunca se había dado, la agresión a nuestro país en conflictos internacionales. Lo vivimos en Afganistán y luego con lo que sucedió en la crisis de Ceuta con Marruecos.

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *