Monday, February 6

Los españoles, entre la gloria y el fiasco histórico en los Oscar


Como todas las historias de amor, la de España y Hollywood ha tenido sus altibajos. José Luis Garci y Fernando Trueba exportaron el talento patrio al otro lado del charco y mordieron el oro de la estatuilla con ‘Volver a empezar’ (1982) y ‘Belle Époque’ (1993), premiadas en mejor película extranjera entre otras de sus cintas nominadas. No obstante, estas cintas pioneras parecían de alguna manera invitadas en un plató que no era el suyo, todavía ajeno e inesperado. No fue hasta la irrupción de Pedro Almodóvar que el idilio se afianzó y los españoles se acostumbraron a tirar todas las puertas. Dueño de cinco nominaciones y dos premios –por ‘Todo sobre mi madre’ (1999) y el guion de

 ‘Hable con ella’ (2002)–, el manchego fue punta de lanza, y carta de presentación, de una generación que hizo de la excepción una norma y convirtió la nominación, más que en una sorpresa, en pleno derecho.

Javier Bardem,
Penélope Cruz y Antonio Iglesias, compositor fetiche de la filmografía de Almodóvar, encabezan la comitiva española que este año es histórica en los Oscar. Por primera vez, cinco artistas patrios se disputan esta noche la estatuilla dorada en cuatro candidaturas, sin que ninguna de ellas sea en mejor película internacional, que ha dejado fuera a ‘El buen patrón’ de Fernando León de Aranoa, la elegida por la Academia española.

El matrimonio de actores con más cartel fuera de la
Península Ibérica suma su cuarta nominación individual a los Oscar por sus respectivos papeles en ‘Ser los Ricardo’ y ‘Madres paralelas’, dirigida por un Almodóvar que este año se ha quedado fuera pero que sigue presente con dos candidaturas para su película. Ambos, con un Oscar de reparto ya en su palmarés –él por ‘No es país para viejos’ (2007) y ella por ‘Vicky Cristina Barcelona’ (2008)–, son la mejor baza para que el premio caiga en España. Sin embargo, las opciones, a pesar del resurgir en las últimas quinielas de Penélope Cruz, no parecen muy halagüeñas, toda vez los favoritos en sus categorías son
Will Smith y Jessica Chastain.

Also Read  Mariupol theater bombing killed 300, Ukrainian officials say | Ukraine

«Si gano el Oscar voy a dedicárselo a mi madre, a mi mujer y a mis hijos», asegura Javier Bardem en un encuentro con ABC. El actor recuerda una vez más a su madre, Pilar Bardem, fallecida el verano pasado. También barre de nuevo para casa, a pesar de su cartel internacional. «Nosotros vivimos en España», admite el actor, que este año ganó el Goya por su papel en ‘El buen patrón’.

A pesar de las pocas opciones de llevarse el Oscar, Bardem confiesa que prefiere improvisar y que no se va a preparar ningún discurso. «Me pondré unos puntos en una servilleta pero Penélope sí tiene que preparárselo, aunque está reacia a hacerlo. Creo que Penélope tiene mas posibilidades que yo de conseguir el Oscar», confiesa.

El compositor donostiarra Alberto Iglesias suma otra mención –también la cuarta en su cuenta particular pero la primera por una película española– por la banda sonora de ‘Madres paralelas, del cineasta manchego, para quien ha ideado trece partituras a lo largo de su prolífica carrera. «Trabajar con él es emocionante. Es una persona que lucha para que sus películas sean expresivas y duraderas. Me ha explicado muchas cosas sobre el cine. Es un genio. Me da mucha pena que no esté aquí, me hubiera gustado verle nominado, pero estamos Penélope Cruz y yo representando su película», reconoce Iglesias.

Con la espina clavada por el recorte de varias categorías de la ceremonia principal, entre ellas la suya, el compositor reconoce sentirse algo molesto. «Me parece una tontería. Ha ganado la búsqueda de un espectáculo de una cadena de televisión», critica Alberto Iglesias, que ya optó al Oscar anteriormente por sus partituras en ‘El jardinero fiel’ (2005), ‘Cometas en el cielo’ (2007) y ‘El topo’ (2011). «Espero que no continúe esta decisión en el futuro. Si lo hiciera, creo que es motivo para darse de baja de la Academia», sentencia.

Also Read  New Harlequins documentary could be a gamechanger for club rugby | Harlequins

En su misma situación están los otros dos nominados españoles,
Alberto Mielgo y Leo Sánchez, director y productor del cortometraje animado ‘El limpiaparabrisas’, que debutan en estos premios con la emoción de los noveles pero con una reconocida carrera a sus espaldas. «Aparecer al lado de Penélope Cruz o de Javier Bardem en algún sitio para mí es una barbaridad. Esa gente tiene un nivelazo, han llegado a unas cosas increíbles. El otro día vi a Steven Spielberg, de lejos, y flipé. Yo sé donde está mi sitio, tampoco pasa nada, esto es un corto de animación», concede Mielgo. Coincide el productor, uno de los grandes nombres de la animación al otro lado del charco pero desconocido en España, que ha participado en películas como ‘Enredados’ o ‘Cómo entrenar a tu dragón’: «La nominación es muchísimo, una cosa muy fuerte. Es casi como irreal, porque llevamos muchos años trabajando en esto, pero
un Oscar es un Oscar, aunque sea una nominación».

La paradoja es que justo el año con más nominaciones resulta más problable que el séquito patrio se vuelva con los bolsillos vacíos. Cuanto más alto se sube, más grande es la caída; más probable es el fiasco de esta nada invencible armada española.


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *