Wednesday, April 17

Los Goya coronan a Fernando León de Aranoa como el patrón del cine español


Madrid
Actualizado:

Guardar

No hubo gala telemática como el año pasado pero sí menos ritmo y emoción, a pesar de los reencuentros, por fin en persona, en el Palau de les Arts de Valencia. El pescado estaba vendido desde octubre, cuando la Academia de Cine eligió, como en 2003, a Fernando León de Aranoa por delante de Pedro Almodóvar como candidato a los Oscar. La historia se repitió en la
36ª edición de los Goya, sin el ‘no a la guerra’ ni reivindicaciones políticas (a excepción del «tómatelo en serio» de Verónica Echegui a Pedro Sánchez), y ‘El buen patrón’ no defraudó. Dijo su director antes de la ceremonia que «ser tan favorito nunca es bueno porque luego las cosas no salen», pero después de sus históricas veinte nominaciones mucho se tenía que torcer la noche para que no salieran.

Lejos se quedó, sin embargo, de batir el récord de ‘Mar adentro’, que obtuvo 14 premios en 2004. Tardaron en llegar los ‘cabezones’, seis y todos de los importantes, pero
ganó el timón de los Goya a pesar de que Pedro Sánchez todavía la tenga en la lista de pendientes. Destaca el de Javier Bardem, que logra por su papel el sexto Goya de su carrera y se convierte en el actor más premiado en la historia de estos premios. Se lo dedicó a su mujer, con lágrimas en los ojos desde la butaca, y a su «amada madre, Pilar Bardem».

En una larga gala que solo pisó el acelerador al final, la otra gran vencedora, aunque con la boca pequeña, fue
‘Las leyes de la frontera’, el homenaje de
Daniel Monzón al cine quinqui y a la novela de Javier Cercas. No estaba nominada en las grandes categorías, pero se hizo fuerte, rozó el pleno y se llevó cinco de los seis Goya a los que optaba, incluido el de actor revelación para
Chechu Salgado y el de guión adaptado.

Also Read  "Coastal councils should be concerned about the disappearance of beaches" | Climate and Environment

Lo de ‘Maixabel’, otra de las favoritas, fue algo más agridulce. Vuelve a quedarse a las puertas
Icíar Bollaín, a la que por segundo año consecutivo se le escapa de las manos el Goya a la mejor dirección. Sus derrotas por ‘La boda de Rosa’ y ‘Maixabel’ retrasan un premio que hubiera convertido a la cineasta en la segunda mujer, tras Isabel Coixet, que repite premio en la categoría de mejor dirección. La película de la viuda Lasa, la única presente en los principales apartados, no se fue de vacío, como sucedió, por increíble que parezca, con
‘El amor en su lugar’ de Rodrigo Cortés.

‘Maixabel’ se hizo grande en las categorías interpretativas. Blanca Portillo cumplió el deseo de Icíar Bollaín, que confesó estar «semitranquila» por la parte que le correspondía pero pidió premios para sus intérpretes. Aunque Luis Tosar no engrosó su palmarés, Portillo inauguró el suyo propio dejando a Penélope Cruz y a
Petra Martínez sin premio. En su cuarta nominación, la protagonista de ‘Maixabel’ se llevó el primer Goya de su carrera. Urko Olazábal se impuso en la categoría masculina de reparto y la puntilla la dio María Cerezuela en revelación, que emocionó a Blanca Portillo con sus palabras.

El gran derrotado de la noche fue Pedro Almodóvar, que solo subió al escenario para acompañar a
Cate Blanchett, que inauguró el Goya Internacional. De ocho nominaciones, ningún ‘cabezón’ para sus
‘Madres paralelas’, ni siquiera Penélope Cruz, que se tuvo que conformar con las palabras de su marido.
Como en 2003, año de ‘Los lunes al sol’ y ‘Hable con ella’, la película del manchego convenció más fuera que dentro de España.

Also Read  Polish mayors warn cities reaching capacity as Ukrainian arrivals rise | Ukraine

El presidente de la Academia, Mariano Barroso, alabó a José Sacristán,
impecable Goya de Honor, y también se acordó de los que no están antes de que Luz Casal les cantara el ‘Negra sombra’. Almudena Grandes, Pilar Bardem, Mario Camus y Verónica Forqué, que se llevó mención especial: «Nunca nadie ocultó el dolor de forma más hermosa».

Como el año pasado, todo quedó muy repartido. Algo muy español lo de no ir todos a una. Pero el círculo se cerró con la victoria escuálida de ‘El buen patrón’. Bonito homenaje premiar, culminando el año berlanguiano, una comedia negrísima que hereda esa tradición del humor que tan bien se le daba al cineasta valenciano. Toca reír, como dijo Carmen Machi al abrir la gala: «En estos tiempos tan difíciles, seguro que Berlanga nos hubiera animado a disfrutar y reírnos del presente». Pena que la gala no cumpliera con el cometido.

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *