Wednesday, April 17

Los trenes ‘low cost’ se estrenaron con 2 millones de pasajeros en 2021


La liberalización del mercado de la alta velocidad ha evidenciado la importancia que le dan los viajeros al precio del billete. Las dos opciones de bajo coste que llegaron al mercado en 2021, el Ouigo de SNCF y el Avlo de Renfe, registraron tasas de ocupación cercanas al 90% y, en apenas seis meses, transportaron más de dos millones de pasajeros.

Ouigo comenzó sus operaciones en el corredor Madrid-Barcelona (con paradas en Tarragona y Zaragoza) el pasado mes de mayo con cinco circulaciones diarias por sentido y la promesa de billetes a 9 euros. En noviembre anunció que había alcanzado el millón de pasajeros con una ocupación media del 97%, y a finales de año llegó a los 1.300.000 viajeros.

Un desarrollo similar al registrado por Avlo, que empezó a operar en junio del año pasado en el mismo corredor con un precio mínimo de 7 euros y finalizó el ejercicio con 734.000 viajeros, según han detallado esta semana desde Renfe. La disparidad de pasajeros se explica por la capacidad de cada tren, ya que si bien el de Ouigo tiene dos pisos y posibilidad de transportar a más de 500 pasajeros, los de Avlo no pasan de las 438 plazas.

En total, más de dos millones de pasajeros que se decantaron por la opción de bajo coste al coger un tren el año pasado. Un ejercicio que, tal y como ha informado este periódico, estuvo condicionado por los vaivenes de la pandemia y un estado de alarma derivado del coronavirus que se extendió hasta el mes de mayo. Pese a ello, en cuanto se levantaron las restricciones la ocupación de estos trenes se disparó hasta el 90% y ya no cayó de ese porcentaje en todo el año, pese la llegada a España de la variante Ómicron a finales de año.

Also Read  Rishabh Pant century guides India to series victory over England | England v India 2022

Con la suma del AVE, la ruta Madrid-Barcelona registró el año pasado 4,3 millones de pasajeros. Una cifra que tiene un asterisco, ya que Ouigo no desglosa los pasajeros que se bajaron en Zaragoza o Tarragona. Como fuere, casi la mitad de estos pasajeros vinieron de servicio de bajo coste justo el primer año en el que esta modalidad de viaje estuvo disponible en España.

El resultado, además, permitió al tren distanciarse del avión en el Madrid-Barcelona, un corredor donde mantiene desde hace años una cuota de mercado superior al 60%. El año pasado, condicionado por las mencionadas restricciones a la movilidad, este porcentaje se elevó por encima del 70%.

Desde Renfe reconocen que esta nueva modalidad se ha convertido en un eje clave de su plan estratégico. «Tenemos que prestar un servicio de calidad, más económico, sencillo de utilizar y enfocado a segmentos que posiblemente no se hayan acercado al mercado de la alta velocidad por el precio», explicaba esta semana el director de área de negocio de alta velocidad del operador, Francisco Arteaga, en el acto organizado para celebrar
la llegada de Avlo a Valencia el próximo lunes.

Lo cierto es que casi la mitad (el 43%) de los usuarios del AVE están «insatisfechos» con el precio del servicio, siendo los pasajeros que presentan porcentajes más altos de disconformidad con el precio. Así lo demuestra el último Panel de Hogares de la CNMC, el último que ha publicado Competencia. Un estudio que todavía no recoge el impacto que tuvo en el mercado la llegada de la competencia a través de Ouigo.

Also Read  Why the T. rex is an unsung hero

Fuentes del operador francés reconocen estar «satisfechos» con el desarrollo que ha tenido su servicio de bajo coste. Pero también hacen referencia a los «problemas técnicos» que arrastra la red de alta velocidad. Un condicionante que según el operador francés impide su expansión por corredores como el Madrid-Sevilla, que cuenta con un sistema de señalización específico, o el Madrid-Galicia, que debe ser operado por trenes de ancho variable.

De Valencia a Sevilla

Renfe, por contra, quiere seguir explotando el segmento ‘low cost’ y ya tiene previsto extender la actividad de Avlo por el resto de la red de alta velocidad. Este mismo lunes el tren barato comenzará su servicio en la línea Madrid-Valencia, con la intención de extender este trazado hasta Alicante en «un plazo mínimo».

Pero los planes de Renfe no se detienen ahí. El operador tiene previsto poner en marcha
el Avlo en el Madrid-Sevilla
antes de que acabe el año. La empresa pública quiere adelantarse a la llegada de Iryo a este corredor, prevista para principios de 2023. Y sabe que su nuevo tren ‘low cost’ es una ventaja competitiva respecto al resto, porque conoce el mercado y cómo explotar la infraestructura.


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *