Sunday, December 4

Luceño justifica con «gastos familiares» que el juez no pueda embargarle los 5 millones de comisión


Madrid
Actualizado:

Guardar

El empresario Alberto Luceño, imputado por presuntos delitos de estafa, blanqueo y falsedad, no quiere acabar también señalado por un supuesto alzamiento de bienes
como le ha pasado al empresario Luis Medina
, su socio en el negocio de las mascarillas con el Ayuntamiento de Madrid. En un escrito al juzgado, al que tuvo acceso ABC, argumenta que si el juez no ha podido embargarle los cinco millones de dólares de comisión que pedía intervenir la Fiscalía, no es porque los haya ocultado, sino porque nunca hubo tal cuantía tras el pago de impuestos y porque sus fondos han ido menguando habida cuenta de los «gastos del día a día familiar y empresarial» en los últimos dos años.

El pasado 8 de abril, el juez ordenó embargar a Luceño bienes por importe de 4,6 millones de euros, la comisión en dólares al cambio.

Sin embargo, la suma de su vivienda, los coches de alta gama que aún tenía y que compró con ese dinero, más un puñado de relojes de lujo y los fondos en las cuentas bancarias no llegaban al importe: Eran 2,4 millones de euros. En consecuencia, el instructor Adolfo Carretero pidió a las acusaciones que propusieran medidas económicas a adoptar.
Más Madrid solicitó una averiguación patrimonial y, si procediese, una imputación por alzamiento de bienes.

Luceño aporta con su escrito negando ese delito un centenar de páginas de documentación entre declaraciones de la renta, movimientos bancarios y contratos de operaciones, así como una lista pormenorizada de sus gastos cotidianos. Menciona desde el pago de la universidad de los hijos hasta los recibos del agua, el alquiler, el parking, los seguros o las fundaciones con las que colabora.

Also Read  $500M in aid; some Russian units taking heavy losses

«En definitiva, son estos algunos de los muchos gastos existentes, y si bien para un exacto recorrido respecto de ellos necesitaríamos realizar una suerte de auditoría que en este momento no estamos en condiciones temporales de hacer, su mención –y la existencia de otros, que seguro que hemos omitido (comida, internet, ropa, etc.)– da buena cuenta de que no ha existido delito de alzamiento de bienes de clase alguna. Son el día a día familiar, desde hace dos años», argumenta.

En todo caso, no está tampoco de acuerdo con que se le deba embargar el importe íntegro de la comisión, porque tributó tanto por los ingresos, como por la vivienda que adquirió con el dinero y, por tanto, «ambas cantidades de pago de impuestos obligadamente no están en el patrimonio del Sr. Luceño o de su sociedad, sino de las autoridades fiscales correspondientes». En total, se le fueron más de 700.000 euros en ambas cosas, según expone.

Según expone, «la suma de los gastos empresariales y familiares durante todo este periodo de tiempo, más las sumas embargadas, impuestos abonados, etc., hace que, en efecto, quede claro que no ha habido salidas del patrimonio ilícitas».

Añade además que esos gastos son «el día a día igualmente empresarial» porque «es importante su mantenimiento, precisamente en pro de que la empresa puede generar beneficios que, por disposición judicial, puedan servir para asegurar hipotéticas responsabilidades civiles».

La cuenta embargada tiene ingresos

Pone el acento en que tal es su afán por colaborar con la justicia, que teniendo como tiene ya bloqueada la cuenta bancaria de su empresa por el juzgado, sigue recibiendo dinero allí. Acredita que cuando se ordenó al banco que congelase los fondos había algo más de 119.000 euros y esta semana, el extracto arroja 210.416 porque la mercantil, Takamaka, sigue generando ingresos.

Also Read  PSC, ERC, Junts y los comunes pactan un cambio legislativo para que el español sea lengua de aprendizaje

«Actualmente Takamaka está interviniendo en una compraventa internacional de aceite», dice el escrito, que aporta varios contratos de negocios que tiene en marcha y una «tabla con los ingresos que salvo imprevisto recibirá» la empresa «en los próximos meses, superando estas previsiones de ingresos el millón de dólares». 

«Toda vez que es voluntad del Sr. Luceño cooperar en todo lo posible con la presente instrucción, ya que ningún delito ha cometido, nuestro representado se compromete tal y como hemos visto que ya ha hecho mediante ingresos en la cuenta que ya estaba bloqueada, a que las próximas retribuciones que reciba por los actuales negocios llevados a cabo por Takamaka serán ingresados en la cuenta de Takamaka embargada», añade el escrito.

En cuanto a los coches de lujo que figuraban como adquiridos con la comisión y que se han vendido, argumenta que la empresa se dedica al alquiler o reventa de ese tipo de automóviles y que los beneficios generados están en esa misma cuenta que está ya embargada. Aporta los contratos de compraventa y explica que de uno de ellos, el comprador tiene pendientes de abonar 100.000 euros que debe pagar en mayo y junio de este año.

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *