Wednesday, September 28

Madrid, acorazada y bloqueada por la cumbre de la OTAN hasta el viernes


Madrid
Actualizado:

Guardar

Después de semanas de preparativos, Madrid amanece blindada. El histórico despliegue por la cumbre de la OTAN plagará la capital, desde este lunes hasta el viernes, de
zonas críticas, anillos policiales y áreas prohibidas. La seguridad de los mandatarios y del medio centenar de delegaciones internacionales es primordial. Son 5.000 visitantes —entre periodistas, delegaciones y personal de seguridad—, 6.550 policías nacionales, 2.400 guardias civiles y 2.000 efectivos municipales los que rondarán la ciudad por la trigesimosegunda reunión de la Alianza Atlántica, que se celebrará el miércoles y el jueves.

El recinto de Ifema, al norte de Madrid, es la sede de la cumbre y uno de los puntos acorazados en un radio de 3 kilómetros a la redonda.

La actividad ferial se detiene: solo se utilizarán tres pabellones con una superficie de 50.000 metros cuadrados. Las plazas de aparcamiento de todo el perímetro están vetadas desde este lunes y hasta la una de la madrugada del sábado. La circulación también. El personal ajeno a la cumbre, como los trabajadores de las empresas que rodean Ifema, podrán traspasar los cinturones policiales si disponen de salvoconductos especiales. Aunque la máxima es el teletrabajo y evitar desplazamientos en toda la ciudad, como recomienda el Ayuntamiento de Madrid desde hace días.

Las carreteras que conectan con Ifema y con el aeropuerto de Barajas, la M-40, la M-11 y la A-2, sufrirán complicaciones puntuales por el trasiego de las comitivas. Tanto el aeródromo como la base aérea de Torrejón de Ardoz, donde aterrizará mañana el presidente estadounidense Joe Biden, gozarán de la máxima protección. Sin embargo,
el epicentro del bloqueo será el paseo de la Castellana, la arteria madrileña en la que se erigen la mayoría de hoteles de cinco estrellas que acogen a los participantes en la cumbre y en los que se prevé una ocupación de entre el 90% y el 100%.

Los balizamientos en las inmediaciones de los 33 alojamientos de lujo ya están instalados y se mantendrán hasta el jueves. Un perímetro de seguridad de entre 300 y 500 metros que restringe el aparcamiento y el tránsito de vehículos. Aún así, los principales cortes de tráfico no se limitarán al paseo de la Castellana; Gran Vía, paseo de Recoletos, avenida de América, plaza de Colón, Goya, glorieta de Ruiz Jiménez y glorieta de Bilbao, la carretera de Barcelona (A-2) y la M-11 se bloquearán, sobre todo, entre las 9 y 10 horas y las 17 y 18 horas.

Hay otros entornos clave. El Palacio Real, cerrado desde el pasado viernes, recibirá mañana a las delegaciones de la OTAN en su comedor de gala y reabrirá sus puertas el miércoles. La cena se trasladará ese día al Museo del Prado, clausurado mañana y el jueves. La pinacoteca Reina Sofía y el Teatro Real también modificarán sus horarios de apertura y aforos por una cita que arrancará oficialmente mañana, cuando el presidente del Gobierno Pedro Sánchez reciba al secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en el acto inaugural de Ifema.

‘Ciberpatrullaje’

El Ministerio del Interior mandó este domingo un nuevo comunicado: la Policía Nacional intensifica su operativo con un Punto de Verificación Documental en el Centro de Acreditaciones de Ifema formado por expertos en falsificación. El Cuerpo también ha reforzado las labores de ‘ciberpatrullaje’, monitorizando redes abiertas y ‘deep weeb’, y mediante los trabajos preventivos de los equipos TEDAX, que rastrean los pabellones feriales y las ‘zonas OTAN’ para detectar sustancias sospechosas, nucleares, biológicas o químicas. Las sesiones de trabajo de la cumbre se concentrarán el miércoles y el jueves. Ya lo dijo el alcalde José Luis Martínez-Almeida: durante esas jornadas, Madrid «será una ciudad bloqueada».

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published.