Monday, October 3

México y España: qué quiso decir AMLO con la idea de “pausar” las relaciones entre ambos países


El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido que explicar este jueves sus propias palabras luego de generar, 24 horas antes, una lluvia de comentarios de extrañeza en México y España.

El mandatario dijo el miércoles que consideraba sano para ambos países hacer una “pausa” y distanciar las relaciones político-económicas que se crearon en las dos últimas décadas entre empresarios españoles y los gobiernos mexicanos.

“Yo creo que nos va a convenir a los mexicanos y a los españoles, desde luego al pueblo de México y al pueblo de España, hacer una pausa en las relaciones”, señaló López Obrador.

Pero su forma de expresarlo dio pie a muchos comentarios, pues una interpretación de lo dicho fue que estaba rompiendo relaciones con el gobierno español.

El canciller de ese país, José Manuel Albares, expresó su extrañeza: “La relación entre España y México es una asociación estratégica que va más allá de declaraciones verbales súbitas o de palabras puntuales”, dijo.

Y este jueves emitió un comunicado en el que afirma que “el gobierno de España rechaza tajantemente las descalificaciones” de López Obrador.

“España es el segundo inversor en México y cuenta con 7.000 empresas en ese país. La inversión española se eleva por encima de 70.000 millones de euros [US$80.000 millones] y la mexicana en España supera los 25.000 millones [US$28.600 millones]”, añadió.

La prensa en ambos países se llenó de titulares sobre la ocurrencia del presidente mexicano.

José Manuel Albares

EPA
El ministro de Relaciones Exteriores de España, José Manuel Albares, expresó su extrañeza por los dichos de López Obrador.

Ante esto, López Obrador dijo que no había ninguna ruptura. Pero insistió en la necesidad de distanciar a México de los negocios de empresas españolas.

Also Read  La injerencia rusa en España para preparar la invasión de Ucrania

“Nosotros somos muy respetuosos con el pueblo español, tenemos relaciones íntimas con el pueblo de España, pero en los últimos tiempos, en el periodo neoliberal, las empresas españolas apoyadas por el poder político tanto de España como de México, abusaron de nuestro país y de nuestro pueblo. Nos vieron como tierra de conquista. Eso fue lo que dije ayer”, explicó.

¿Por qué surgió la idea de la “pausa”?

El miércoles, en su conferencia de prensa matutina, López Obrador hablaba sobre la reforma energética que promueve su gobierno, la cual privilegia la generación de electricidad nacional por encima de las inversiones privadas y extranjeras.

Dijo que su propuesta de ley busca “reparar un daño que se le causó a la nación” por los acuerdos en materia energética y de infraestructura que hubo en gobiernos anteriores con empresas privadas.

Y criticó a los “lobbys” que, desde su punto de vista, formaron “negocios jugosos al amparo del poder”.

“Antes eran como dueños de México. Es el caso de las empresas españolas”.

López Obrador en conferencia de prensa

Gobierno de México
Al preguntársele si hablaba de una ruputura con España, López Obrador dijo: “No, no, no, no”.

El presidente también reconoció que en su gobierno “no es buena la relación” con las firmas españolas.

“A mí me gustaría que hasta nos tardáramos en que se normalizara para hacer una pausa, que yo creo que nos va a convenir a los mexicanos y a los españoles, desde luego al pueblo de México y al pueblo de España, hacer una pausa en las relaciones, porque era un contubernio arriba, una promiscuidad económica-política en la cúpula de los gobiernos de México y de España, pero como tres sexenios seguidos, y México llevaba la peor parte, lo saqueaban”, expresó.

Also Read  Guerra Rusia-Ucrania: Abramovich, Gazprom y Rybolovlev; nombres rusos salpicados en el deporte

Ante la pregunta de los periodistas. el mismo miércoles, sobre si lo que dijo significaba una ruptura de relaciones diplomáticas, el presidente rechazó esa idea. Dijo que había expresado solo “un comentario”.

“¿Ya no puedo hacer ningún comentario entonces? Ya, es una plática aquí, una conversación, o sea, para que la gente tenga todos los elementos”, señaló.

¿Cómo explicó después lo dicho?

Además de las dudas sobre qué quiso decir, en México y España surgieron críticas al presidente por usar el micrófono presidencial para deslizar comentarios sobre relaciones diplomáticas a la ligera. O “súbitas”, como las calificó el canciller español Albares.

“España trabajará siempre por mantener las mejores relaciones con México y reforzar los lazos con este pueblo hermano. El gobierno desea unas relaciones basadas en el respeto mutuo, como quieren los españoles y los mexicanos, sin este tipo de manifestaciones“, expuso el Ministerio de Asuntos Exteriores español este jueves.

Pedro Sánchez y López Obrador

Getty Images
En 2019, López Obrador recibió en Ciudad de México al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Así que este jueves, el presidente mexicano volvió a abordar el tema.

Si bien insistió en que no planteó una ruptura de relaciones, reiteró su planteamiento de distanciar a México de las inversiones de empresas españolas en proyectos con capital público.

Se refirió a la compañía energética Iberdrola, la petrolera Repsol, la constructora OHL y la financiera BBVA para reforzar su punto de vista sobre presunta corrupción y clientelismo en las últimas dos décadas.

“En cada sexenio había una empresa favorita. Iberdrola fue tratada con privilegios que nos afectaron”, señaló López Obrador.

Puso como ejemplo el hecho de que una secretaria de Energía, Georgina Kessel, y un presidente, Felipe Calderón, se sumaron al consejo de administración de Iberdrola al concluir sus cargos.

Also Read  Top analysts say buy stocks like Nike & Nividia

“Cuando vino el presidente del consejo de esta empresa y hablamos, no entendía que ya son otros tiempos. Me insistía y me insistía en que todo lo que hacían era legal. Pues sí, porque llevaron a la práctica una política caracterizada por el influyentismo”, expresó López Obrador.

Iberdrola no ofreció algún comentario de manera inmediata ante los dichos de López Obrador.

Una planta eléctrica de Iberdrola

Getty Images
Iberdrola ha operado varios proyectos energéticos en México.

El mandatario consideró que los acuerdos de inversión entre las firmas de España y el gobierno de México han sido dañinos para el país.

“Nos han ofendido a los mexicanos, porque no solo es el que trabajen altos funcionarios en esas empresas, sino lo que nos cuesta ese tipo de relación. Estamos hablando de subsidios, dinero del presupuesto de todos los mexicanos que en vez de usarse para sacar de la pobreza al pueblo, se usaba para favorecer a estas empresas”.

Por otra parte, expresó que su postura no va en contra del pueblo español.

“Merece todo nuestro respeto porque es un pueblo trabajador y pueblo extraordinario, un pueblo bueno. Nos estamos refiriendo a los de arriba, a los de la cúpula del poder, económico y político”, aseguró.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.


eldiariony.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.