Saturday, March 2

Milei trata de superar el escepticismo de la Casa Blanca y del FMI con una visita relmpago a Washington


Actualizado

Este martes Milei tiene los puntos fuertes de su viaje en Washington, donde se va a reunir con representantes del Banco Mundial y del FMI

El presidente electo de Argentina, Javier Milei, visita la tumba del rabino ortodoxo Menachem Mendel Schneerson en el barrio neoyorquino de Queens.Andres KudackiAP

Javier Milei ya est en Washington. El presidente electo argentino lleg anoche a la capital estadounidense, despus de visitar y rezar en el Ohel, que es como se conoce la tumba del rabino ortodoxo Menachem Mendel Schneerson, una de las personalidades ms influyentes del judasmo ortodoxo, en el barrio de Queens, en la ciudad de Nueva York. Schneerson, conocido como “el Rebe de Lubavitch” o, simplemente, “el Rebe”, asumi la direccin del movimiento judo ortodoxo Chabad-Luvabitch en un momento en el que ste estaba prcticamente extinguido por el asesinato de la prctica totalidad de sus miembros en el Holocausto, y lo transform en una de las corrientes ms influyentes de esa rama de la religin hebraica. En el proceso, Schneerson abri ms de 5.000 centros educativos, de acogida de ‘sintecho’, y de tratamiento de toxicmanos en Estados Unidos. Por su parte, Milei, que es catlico, lleva tiempo sopesando convertirse al judasmo.

Pero, tras la oracin, llega la negociacin. Hoy Milei tiene los puntos fuertes de su viaje en Washington, donde se va a reunir con representantes del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI) a quienes va a explicar su plan econmico, centrado en una reduccin del tamao del Estado, la privatizacin de la mayor parte de los activos pblicos, y la dolarizacin. Son polticas que el FMI y el Banco habran apoyado con entusiasmo hace treinta aos. Pero que hoy no tienen apoyo en esas instituciones. Una de las razones, precisamente, es Argentina. El pas no dolariz, pero casi, al fijar su tipo de cambio del peso al dlar en 1991, privatizar gran parte de su sector pblico (frecuentemente vendindolo a empresas espaolas), crear un sistema de pensiones privado y, en general, adherirse al llamado consenso de Washington, que defenda exactamente esas polticas.

Also Read  Plans to enjoy Extremadura leisure this weekend

El resultado fueron 11 aos de relativa estabilidad econmica que culminaron en la mayor suspensin de pagos soberana de la Historia, una devaluacin y el colapso del sistema financiero, con el nacimiento de una nueva palabra, corralito, para referirse a la limitacin de la cantidad de fondos que los depositantes pueden retirar de las entidades para que stas no se queden sin nada. En los 22 aos transcurridos desde entonces, Argentina vuelto a suspender pagos otras tres veces, ha necesitado otro megarrescate del FMI – que es lo que mantiene en marcha la economa del pas – y ha dado marcha atrs en muchas de las privatizaciones, al nacionalizar las empresas que antes vendi. Hoy, el pas est en quiebra tcnica, sin dinero para pagar a los funcionarios, con una hiperinflacin del 147% y con una moneda tan devaluada que cuesta trabajo que una cena para tres personas en Rufino, uno de los mejores restaurantes de Buenos Aires con uno de los vinos ms caros de la carta salga por ms de cien euros.

La ruptura de la convertibilidad argentina lleg en medio del colapso de sistemas similares de tipos de cambio fijos o semifijos en Tailandia, Indonesia y Corea del Sur (1997), Rusia (1998), y Brasil (2002), acompaados de suspensiones de pagos en los tres primeros. Al mismo tiempo, las ideas privatizadoras del consenso de Washington no sirvieron para que Latinoamrica saliera de la trampa de los ingresos medios en la que lleva atascada desde hace dcadas, ni para que superara su crnica escasez de capital. Hoy el FMI defiende medidas ms gradualistas y una combinacin del sector privado y el pblico. Adems, queda una cuestin pendientes: si Argentina no tiene divisas, cmo va a conseguir los dlares para que stos sustituyan al peso?

Also Read  D-day tribute or theme park? Battle rages over Normandy plan | France

La Casa Blanca, por su parte, ha reaccionado con una frialdad ms que notable a la visita. “El presidente electo Milei viene a Washington, sobre todo a reunirse con el FMI y el Banco Mundial por cuestiones monetarias y fiscales. Pero cuando est en la ciudad, tendr la oportunidad de reunirse con varias personas, incluyendo al consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, entre otros”, declar ayer el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, a los medios de comunicacin. Joe Biden no est hoy en Washington, ya que asistir al funeral de la esposa del ex presidente Jimmy Carter, Rosalyn Carter, y a una serie de eventos en Colorado, con la mirada puesta en las elecciones de 2024.

Milei se ha declarado admirador de los ex presidentes Donald Trump y Jair Bolsonaro, lo que le sita polticamente en las antpodas de la actual Casa Blanca. Washington, en general, no tiene el menor inters por Amrica Latina, salvo en lo que se refiere a inmigracin (aunque a algunos en Amrica Latina, y sobre todo en Argentina, les cueste digerirlo) y se conforma con que Milei o quien sea mantenga al pas estable y, sobre todo, cierre las puertas a la inversin china en sectores estratgicos, como las telecomunicaciones o las finanzas. En ese sentido, EEUU ya ha ganado con las elecciones.




www.elmundo.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *