Tuesday, July 5

Nokia Smart TV 5000A de 50”, análisis y opinión



Nokia dominó con mano férrea la telefonía de finales de los 90 del siglo pasado y principios de los 2000, pero durante ese periodo diversificó su área de negocio con una división de imagen y sonido que tuvo un cierto éxito durante aquellos años y que aún hoy se mantiene.

Analizamos el Nokia Smart TV 5000A un televisor que se enmarca dentro de la gama de entrada, pero con una hoja de especificaciones que, al menos sobre el papel, resulta llamativa por contar con algunas características que no esperas encontrar en un televisor de gama de entrada.

Su precio ronda los 500 euros de media, pero ya se pueden encontrar ofertas por unos 416 euros, lo que lo convierten en una excelente alternativa como segundo televisor o para aquellos usuarios que no quieren invertir demasiado en un televisor de 50”.

Nokia Smart TV 5000A de 50”
Dimensiones 111,9 x 64,7 x 6,6 cm (sin peana) | 111,9 x 69,9 x 23,5 cm (con peana)
Peso 9,3 Kg (con peana)
Tipo y tamaño de pantalla Panel VA | 50 pulgadas 4K (3.840 x 2.160 píxeles) | 10 bits FRC (8+2)
CPU | GPU | RAM | Memoria ARM CA55 Quad-Core | GPU Mali470 MP3 | 1,5 GB DDR3 | 8 GB eMMC
Sistema operativo Android TV 9.0
Formatos HDR Dolby Vision | HDR 10 | HLG
Control por voz Asistente de Google desde el mando a distancia
Sonido Sistema estéreo con 2 canales con 20 W RMS | Dolby Digital Plus y DTS
Conexiones 4 x HDMI 2.0 (1x ARC) | 2 x USB 2.0 | LAN | Salida óptica digital | CI | Coaxial TDT | Satélite | VGA | Componentes | WiFi 5 (802.11ac) | Bluetooth 4.2 | Chromecast integrado
Precio 416 euros

Resumen del análisis del Nokia Smart TV 5000A de 50” por apartados:

Materiales austeros y un mando bien diseñado que brilla en la oscuridad

Uno de los principales argumentos de compra de un televisor de gama de entrada es su precio, lo cual condiciona el resto de apartados del dispositivo.

En el caso del Nokia Smart TV 5000A el recorte en la factura se deja notar en los materiales utilizados, en los que el policarbonato está presente desde la cubierta trasera hasta la peana o el soporte.

Con unas dimensiones de 111,9 x 69,9 x 23,5 cm, el televisor tiene un tamaño bastante contenido para ser tener una pantalla de 50” dejando un marco de plástico negro brillante bastante estrecho en el frontal.

Los bordes suaves y la uniformidad del acabado en negro hacen que la pantalla sea la protagonista del frontal elevándose sobre el mueble desde una peana rectangular con el mismo acabado en plástico negro. Bajo esta pantalla, oculto en el perfil inferior encontraremos el botón de apagado y encendido del televisor.

La pantalla se sostiene sobre la peana con un soporte fijo que debe montarse con unos tornillos facilitados. El montaje total del televisor solo nos ha llevado unos minutos e incluso puede hacerse por una sola persona debido a que el televisor solo pesa 9 Kg.

En el diseño de la trasera no se ha puesto demasiado cuidado y se ha optado más por la sencillez y la practicidad que por la estética. Aquí no encontraremos nada que no sea imprescindible. Únicamente destacan los conectores que se dividen en dos grupos orientados hacia el lateral y hacia la trasera y los tornillos para el soporte VESA.

El grupo de los conectores orientados a hacia atrás está formado por:

  • 1x Ethernet
  • 3x HDMI 2.0 (1x ARC)
  • Coaxial satélite DVB-S2
  • Salida de audio digital
  • Entrada VGA
  • Toma de antena terrestre DVB-T2
  • Conexión de componentes

En este grupo sorprende la toma para VGA que permite usarlo como monitor para un ordenador y la toma de componentes que deja vía libre para equipos de algo más antiguos como reproductores que el usuario pueda tener por casa.

Desde el lateral se tiene un acceso más cómodo a dos USB 2.0 con funciones de grabación, salida de audio jack de 3,5 mm y lector de tarjetas CI+ 1.4. Nokia no ha previsto ningún sistema de gestión de cables en la trasera.

Junto al Nokia Smart TV 5000A se incluye un mando a distancia sencillo, pero muy bien resuelto que permite controlar fácilmente todo el funcionamiento del televisor.

El mando a distancia está construido en plástico con acabado negro y los botones tienen un tacto gomoso. Por dimensiones resulta muy cómodo de usar y destaca los elementos clave con botones de color blanco que cobran mayor protagonismo cuando se activa la retroiluminación al pulsar cualquier botón del mando.

En la parte superior ubica los controles de selección de canal y control de reproducción del contenido, dejando la zona central para la cruceta de navegación y accesos al Home de Android y los menús de configuración.

La parte inferior se reserva para los botones de acceso directo a Netflix y YouTube, así como el botón que invoca al Asistente de Google y lo pone en escucha para recibir comandos de voz desde el propio mando a distancia.

El panel VA mantiene el contraste, pero no puede controlar el HDR

Por mucho que te diga tu cuñado, no todos los televisores son iguales y el tipo de panel y tecnologías que se integran marcan la diferencia entre ellos.

En este caso nos encontramos ante un panel VA de 50 pulgadas con resolución UHD de 3.840 x 2.160 píxeles y una profundidad de color de 10 bits FRC (Frame Rate Control), que en realidad es de 8 bits con 2 emulados.

El hecho de que Nokia haya elegido un panel VA son buenas noticias ya que esta tecnología mantiene un buen nivel de contraste, aunque se sacrifica un poco la amplitud de los ángulos, obteniendo los mejores resultados cuando se mira la pantalla desde un ángulo lo más perpendicular posible.

Sin embargo, notamos ciertos problemas con la homogeneidad de la iluminación mostrando un claro viñeteado en las esquinas de la pantalla cuando se muestran tonos claros, y un exceso de iluminación al intentar representar una pantalla totalmente negra, algo en lo que solo consigue llegar a un gris oscuro.

No voy a negar que me sorprendió ver el soporte para contenidos HDR Dolby Vision en la ficha de especificaciones de este televisor de Nokia. Tampoco voy a negar que no me sorprendió que a la hora de reproducir contenido compatible el Nokia Smart TV 5000A tampoco consiga gestionarlo de forma demasiado acertada.

El soporte es algo que acostumbra a atragantársele a los modelos más modestos ya que requiere un procesado de imagen con una potencia que no siempre pueden asumir.

En este caso, el rango dinámico se reduce sobre todo en la parte de las luces, donde el televisor de Nokia no es capaz de generar todos los tonos de color que requiere este estándar quemando todos los destellos y luces altas.

Mejor comportamiento tiene en las sombras, donde el panel VA facilita la representación de negros y más tonos grises. Aun así, el banding resulta más que evidente ya que nos encontramos ante un panel de 10 bits FRC que no puede generar tantos tonos de color en los degradados.

El calibrado de color en los perfiles predefinidos está lejos de ser precisos y han requerido un trabajo adicional de ajuste para levantar un poco más el contraste y la viveza de los colores, aunque las pieles son la gran asignatura pendiente de esta pantalla quedando unas pieles que se queman con facilidad quedando planas.

El procesado de movimiento es solo correcto y a poco que se incide subiendo el ajuste para ganar nitidez aparece el efecto telenovela por los 60 Hz nativos de su panel.

El Nokia Smart TV 5000A no cuenta con puertos HDMI 2.1, ni su panel cumple con los requisitos mínimos para exprimir al máximo las consolas de última generación.

Sin embargo, cuenta con un modo Juego que reduce la latencia por debajo de los 15 ms, unas cifras más que aceptables para poder jugar en 4K a 60 fps con buena calidad gráfica en consolas de generaciones anteriores u ordenadores no tan exigentes.

Android TV 9 con Google Play y asistente de voz, poco más se le puede pedir por su precio

Gobernando la parte de contenido conectado de la plataforma Smart TV encontramos a Android TV en su versión 9.0.

Esta versión todavía no ha recibido su dosis de renovación estética y es la misma que encontrábamos en la Nokia Streaming Box 8000 que analizamos hace algunos meses, por lo que mantiene la pantalla de selección de contenido destacado para cada una de las plataformas con apps instaladas.

Contar con Android TV en un televisor es sinónimo de variedad en las apps disponibles ya que estas se descargan directamente desde Google Play.

No hemos echado en falta ninguna de las más importantes, pudiendo acceder a los contenidos de Netflix, Prime Vídeo, Apple TV, Disney+ o plataformas de TV a demanda como Movistar Plus+ con calidad 4K y HDR.

La navegación por los menús es fluida pasando sin mayores problemas de una pantalla a otra en los menús de Ajuste o por las distintas zonas de contenidos de la interfaz.

Sin embargo, donde sí hemos notado algo perezoso a este Nokia Smart TV 5000A es a la hora de instalar apps y abrir las apps. Luego, una vez abierta, la navegación dentro de la app es correcta, pero contar con 1,5 GB de RAM y memoria de tipo eMMC se deja notar en la velocidad de lectura para abrir las aplicaciones.

Otro de los puntos interesantes de esta Nokia Smart TV 5000A es contar con un Chromecast integrado, pudiendo enviar contenido al televisor directamente desde un smartphone o tableta. No soporta AirPlay 2, lo cual lo deja algo más limitado para convivir con el ecosistema de Apple.

Al contar con Android TV, el televisor de Nokia que estamos analizando permite integrarse en el hogar conectado utilizando el Asistente de Google que se invoca desde el mando. Basta una pulsación y el mando a distancia activa el micrófono a la espera de comandos de voz.

Nos hubiera gustado que el asistente solo funcionase mientras se mantiene la pulsación para preservar todavía mejor la privacidad.

Por todo lo demás, puede conectarse mediante WiFi de doble banda y permite conectar teclados, ratones, auriculares o mandos de juegos por Bluetooth.

20 W que no consiguen levantar diálogos, pero suficiente para ver programas

Las marcas están invirtiendo ingentes cantidades de dinero en mejorar los sistemas de sonido integrados en sus televisores. Lamentablemente, todas esas mejoras se quedan en los modelos de gama alta y raramente llegan a los televisores más asequibles.

El Nokia Smart TV 5000A no viene a revolucionar la gama de entrada con un sonido espectacular, pero su pareja de altavoces de 10 W proyecta el sonido hacia la base del televisor haciendo que reboten sobre el mueble y llegue al espectador.

El sonido es correcto teniendo en cuenta que estamos ante un televisor barato, pero no consigue levantar los diálogos en series y películas con ninguno de los perfiles de sonido predefinidos.

El modo Inteligente es una especie de todoterreno que adapta el sonido al tipo de contenido, pero no consigue separar los diálogos de los efectos generando una señal auditiva algo caótica.

No es compatible con sonido Dolby Atmos, pero sí con Dolby Digital Plus y DTS, aunque lo cierto es que de poco le sirve ya que sus altavoces no consiguen que el audio envolvente se deje notar en este televisor. Es por ello que recomendamos utilizar una barra de sonido (aunque sea modesta) o un sistema de sonido externo.

Buenas intenciones y algunas sombras en un televisor interesante por su precio

Llegamos a la recta final de este análisis del Nokia Smart TV 5000A de 50”. Un televisor que, como la mayoría de los televisores de gama de entrada, ofrece algunas luces y sombras.

En la parte positiva de la balanza se encuentra un sistema operativo Android TV que da acceso a las principales apps de contenido permitiendo una buena conectividad y una navegación fluida por la interfaz.

La elección de un panel VA también ha sido un acierto ya que ha permitido a Nokia ofrecer un mejor contraste y una experiencia de juego con menos latencia.

Nuestra experiencia con la distribución de la luz por el panel y la gestión del HDR. No es un error imperdonable ya que los televisores de este rango de precio raramente cuentan con la potencia y la tecnología necesaria para conseguir un HDR digno de mención, por mucho Dolby Vision que soporte según su hoja de especificaciones.

El Nokia Smart TV 5000A es un televisor asequible que ofrece prestaciones interesantes y resolución 4K por un precio muy asequible.

El Nokia Smart TV 5000A se puede comprar por unos 416 euros y es un televisor discreto que puede usarse como televisor secundario en la cocina o en alguna habitación o incluso para cubrir las necesidades básicas de quienes no quieren invertir demasiado en un televisor para ver programas de televisión.

Nokia no lo va a tener fácil ya que marcas como Philips, TCL o LG mantienen una gran presión con los precios en la parte baja de la tabla con modelos como el TCL 50BP615 por 439 euros o los 385 euros del LG 50UP7500.

Also Read  How to request money for Bizum from several friends at the same time

Leave a Reply

Your email address will not be published.