Thursday, February 2

superará los 188.000 millones de euros


Madrid
Actualizado:

Guardar

El Gobierno asume que en 2023 afrontará la factura más alta de los últimos 20 años por la subida de las pensiones. Con el avance desbocado del IPC, y la nueva ley que vincula la actualización de la pagas a la inflación, la factura solo por la subida
superará los 10.000 millones de euros -12.600 millones según los cálculos del Banco de España y 10.200 millones según Fedea- y supondrá un desembolso en el conjunto del año de más de 188.000 millones de euros.

Aunque el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ya había apuntado en sus últimas intervenciones que la futura subida se haría acorde a los cambios legislativos introducidos a finales del pasado año, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero quiso desterrar el debate definitivamente sobre si la revalorización de las prestaciones debería moderarse en vistas del avance desbocado e incierto del IPC.

En una entrevista televisada, la ministra de Hacienda aseveró que el IPC marcará la subida del año que viene «aunque sea de dos dígitos». Cabe recordar que en marzo la evolución de precios marcó la mayor subida desde 1985, del 9,8%. Y que el Banco de España ya ha advertido que se
prevé una tasa en el entorno del 10% hasta junio. Con ello, el propio supervisor ya calcula un IPC medio del 7,5%.

Conservar el poder adquisitivo

En este punto, la ministra Montero asegura que el compromiso del Gobierno con los pensionistas es «contundente» y les pide «tranquilidad» al respecto. Toda vez, que uno de los elementos de debate en las últimas semanas ha estibado en si este colectivo debería o no estar incluido en el anunciado pacto de rentas, con el que se pretende moderar las revalorizaciones de salarios o la ampliación de márgenes empresariales, entre otros factores, para evitar la espiral del precios salarios y los llamado como «efectos de segunda vuelta» que puedan exacerbar la subida del IPC.

Also Read  Mollet del Vallès cries out 'No to war' in Ukraine

La ministra explicó que la reforma de pensiones comprometida a Bruselas y que lleva en vigor desde principios de enero establece que las pensiones se revalorizarán con el IPC interanual de noviembre, por lo que habrá que esperar a entonces para cuantificar el coste de esta medida en los Presupuestos Generales del Estado de 2023.

«Hemos cambiado una ley en la que se plantea que la revalorización de las pensiones sea conforme al IPC y la cumpliremos, pero tenemos que esperar a aproximarnos a ese mes de noviembre para tenerlo previsto en el Presupuesto de 2023«, afirmaba en declaraciones de este lunes.

La ministra apunta que aunque se desconoce cómo evolucionará la inflación en los próximos meses, los «pocos análisis» que hay al respecto apuntan a que en el segundo semestre del año «se podría estar produciendo una estabilización de la inflación para cerrar el año con un dato que no sea ni mucho menos parecido al experimentado en el primer trimestre«.

Montero recordó además que la inflación subyacente, «que no está contaminada por los precios energéticos», se encuentra «muy lejos de los dos dígitos que están viviendo algunos países» y ha subrayado que «cuanto antes acabe la guerra» en Ucrania, antes bajará la inflación en el conjunto de países europeos.

Ver los
comentarios


www.abc.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *