Saturday, February 24

«¡Ve tirando gente ya!», tripulantes de una narcolancha obligan a decenas de inmigrantes a saltar al agua


Las imágenes y sobre todo el audio que les acompaña hablan por sí solas. No hace falta explicar demasiado acerca de este documento que La Voz de Cádiz adelanta en exclusiva y que muestra por sí mismo cómo se las están manejando estos últimos meses los tripulantes de narcolanchas que están diversificando el negocio de traer droga desde Marruecos con hacer lo mismo con personas inmigrantes que buscan una oportunidad en la otra orilla.

La imagen se graba a bordo de esta neumática. Una lancha de mínimo dos motores y en la que viajan además de sus tripulantes, una treintena de inmigrantes. Varones y también alguna mujer. Van hacinados. Agotan todo el espacio de la semirrígida. Y es más, comparten hueco también con petacas de gasolina que seguramente el piloto y quienes le acompañan traen en la misma embarcación para surtirse ellos mismos o a otros.

El viaje ha podido durar apenas un cuarto de hora. Posiblemente, y según fuentes consultadas, han podido partir desde Larache (Marruecos). «Ahí es donde los están embarcando», nos cuentan. Y una vez a bordo, la potencia y la velocidad de la ‘goma’ son máximas. Un trayecto en el que vuelan sobre las olas y que puede llegar a disparar a estas personas -que no van sujetas a diferencia de la tripulación- hacia la muerte en medio del Estrecho.

Y una vez que se ven cerca, ese peligro continúa ya que, como muestran estas imágenes, les obligan a desembarcar mucho antes de tocar la arena. En el agua todavía y en una zona llena de arrecifes. En este caso se trata de una cala andaluza. Ellos mismos, los que los traen, gritan que pueden quedarse embarrancados así que se son conscientes de la zona que es. «¡Hay piedras, hay piedras!», se avisan. Al tiempo que se escucha a una mujer decir… «¡no, no!». «Señora que hace pie», le mienten.

Also Read  That other American tradition: after a mass shooting, the media comes to town | Texas school shooting

Unos (pocos) saltan con ganas. Otros, una vez que intentan nadar, al poco se vuelven otra vez hacia la lancha asustados. «¡Vamos, que estamos en la orilla. Vamos, vamos. Tira…», insisten. Con un claro acento andaluz (lo que determina que son locales) se van poniendo nerviosos ante el riesgo de que sean interceptados por la Guardia Civil o la Policía. «¡Salta ya, venga ve tirando a gente!», repiten una y otra vez. Y así, cuando ya todos están en el agua y sin comprobar absolutamente nada, si alguno ha tenido algún problema o está ahogándose, se van.

Pues más o menos de esta manera se comportaron otros o los mismos tripulantes con otra de estas pateras taxi la pasada semana en Camposoto y Sancti Petri. Cuatro inmigrantes fallecían tras ser arrojados al agua. El piloto y los ocupantes de la narcolancha huían.

Y también de esta forma (aunque con una recreativa) actuó otro grupo cuyos cuatro miembros han sido detenidos por la Guardia Civil como presuntos responsables del homicidio de un inmigrante que fue arrojado al mar junto a otras seis personas cuando viajaban en una embarcación esperando llegar a la playa conocida como ‘La Pequeña Lulú’ en los Caños de Meca, en Barbate.

Tal y como informó este lunes la Guardia Civil, por estos hechos se abrió una investigación y en las primeras actuaciones se determinó que las víctimas eran transportadas por varios contrabandistas que lograron identificarlos y que además seguían transportando al mismo tiempo hachís.

Durante el desarrollo de las pesquisas, los agentes consiguieron identificar a cuatro personas como responsables de estos hechos, que además seguían manteniendo su actividad delictiva en el mar con la comisión de un delito de tráfico de drogas tras el intento frustrado de un alijo en el puerto de Barbate de numerosos fardos.

Also Read  An Intimate History of Evolution by Alison Bashford review – the incredible Huxleys | History books


www.hoy.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *